Desacata edil poblano acuerdo del Congreso local para destituirlo

viernes, 30 de septiembre de 2011
TLATLAUQUITEPEC, Pue. (apro).- El alcalde de Tlatlauquitepec, Porfirio Loaeza Aguilar, se rebeló contra la determinación del Congreso del Estado de destituirlo de su cargo por supuestas irregularidades cometidas el trienio 2005-2008, cuando ostentó el mismo cargo. Aunque los diputados acordaron esta semana revocar su mandato, el edil aseguró que, antes de aceptar este dictamen, se inconformará contra la decisión del Congreso, y aún más: advirtió que, en caso no proceder ese recurso, promoverá un amparo federal. “Cuento con el apoyo de la población que me eligió democráticamente a través del voto en las pasadas elecciones”, declaró. La destitución del alcalde se deriva de supuestas irregularidades por un monto de 15 millones de pesos detectadas en la cuenta pública de 2006. El edil aseguró que la sanción en su contra es una venganza del auditor general del Órgano de Fiscalización Superior (OFS), Víctor Manuel Hernández Quintana, quien fungió como asesor externo del ayuntamiento que encabezó Loaeza Aguilar. Refirió que el actual auditor del OFS promovió un juicio mercantil en contra del Ayuntamiento luego de que fue despedido por el alcalde. Entre las presuntas irregularidades que se detectaron a la administración municipal se encuentra la realización de una obra sin licitación por ocho millones de pesos, pero el edil asegura que esto quedó subsanado cuando el ayuntamiento repuso la licitación de la carretera Jalacingo-Xonocuautla, como se le requirió en 2007. Loaeza  Aguilar dijo que su destitución se deriva de que los diputados desconocen en su totalidad el expediente y no saben sobre las medidas que se tomaron para reparar las irregularidades que supuestamente cometió. Confió en que se mantendrá en el cargo, pero dijo que si la justicia federal no le da la razón al otorgarle un amparo, entonces aceptará su destitución.

Comentarios