Acusan a alcalde y a policías de balear camión con 45 pasajeros

miércoles, 21 de noviembre de 2012
OAXACA, Oax. (apro).- Policías municipales encabezados presuntamente por el alcalde de San Antonio Eloxochitlán, Manuel Zepeda Cortés, atacaron un autobús con unos 45 pasajeros que salió de esa localidad rumbo a la Ciudad de México para participar en un homenaje al pensador oaxaqueño Ricardo Flores Magón que se realizaría en la Rotonda de las Personas Ilustres. La emboscada dejó un saldo de, por lo menos, 15 heridos, cuatro de los cuales (Genaro Vargas, Florencio Miramón, Alonso Nieto y Roberto Pineda) fueron lanzados a un barranco y su estado de salud se reporta delicado. El ataque contra el autobús de la línea AU ocurrió la noche del martes 20, alrededor de las 21:00 horas, en el paraje Puente de Fierro, en las inmediaciones de Huautla de Jiménez. De forma sorpresiva, el grupo de policías, calificado por las víctimas como “paramilitar”, disparó en varias ocasiones para detener el autobús; posteriormente rompió las ventanillas con piedras para lanzar gas lacrimógeno en el interior y obligar a los pasajeros a descender. De acuerdo con los testigos, las 45 personas, entre hombres, mujeres y niños, fueron recibidos con golpes al bajar del autobús. Otros intentaron huir del lugar pero fueron alcanzados por los agresores, quienes los golpearon en repetidas ocasiones, relató Miguel Peralta, uno de los afectados. Refirió que en el forcejeo con los atacantes despojaron de sus capuchas a quienes encabezaban la emboscada y lograron identificar al presidente municipal Manuel Zepeda, a su hijo del mismo nombre y apellido; a los hermanos del edil, Vicente y Vidal Zepeda, así como a Gilberto Betanzos González y policías municipales. El líder de la Unión de Comunidades Campesinas Marginadas (Ucocam), Jaime Betanzos, reportado como desparecido fue localizado hasta el mediodía del miércoles, sin embargo, presenta diversas lesiones. Mediante una carta, la Asamblea Comunitaria consideró que “sería un error prolongar la permanencia de Manuel Zepeda como presidente municipal cuando fue identificado por los tripulantes del autobús como la persona que encabezó la emboscada”. Por su parte, la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) informó que realiza las investigaciones correspondientes sobre el ataque. De acuerdo con la dependencia, el conductor de la unidad declaró que en el paraje Puente de Fierro “repentinamente llegó al lugar una camioneta sin rótulos, y desde el interior personas habrían dispararon, impactando en uno de los neumáticos y en una ventana del lado derecho del autobús.” Paradójicamente, a pesar de que el edil Manuel Zepeda fue identificado como el líder de los agresores, luego del ataque regresó a su domicilio en compañía de los policías municipales, donde es custodiado por personas armadas que no son oriundas del municipio. En ese sentido, Ínti Betanzos solicitó a la Defensoría de los Derechos Humanos de los Pueblos de Oaxaca (DDHPO) dictar medidas cautelares a favor de las familias que han sido intimidadas por el alcalde y los policías.  

Comentarios