Pega temblor en Chiapas en pleno megasimulacro

martes, 20 de marzo de 2012
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El sismo de 7.9 grados en la escala de Richter que golpeó a la mayor parte del país echó por la borda el magasimulacro que las autoridades de Protección Civil de la entidad habían preparado con especial ahínco durante varios días. Al filo del mediodía, el gobernador Juan Sabines Guerrero activó la alerta antisísmica ubicada en el Instituto de Protección Civil, era la señal para poner en marcha el ensayo. Todo era risa y alegría. Sin embargo, dos minutos después de activarse la señal, cuando la tierra comenzó a sacudirse de un lado para otro, los actores improvisados entraron en pánico. Entre gritos, buscaban afanosamente donde refugiarse y en tropel abandonaron edificios. Para el “megasimulacro”, las autoridades de Protección Civil del estado dispusieron de 43 mil elementos, 2 mil 116 unidades vehiculares de los tres órdenes de gobierno, así como 613 equipos de radiocomunicación para atender a estudiantes de 19 mil 600 escuelas de todos los niveles; más de 10 mil trabajadores del servicio público y población civil en general. Programado desde el pasado 13 de marzo, el gobierno del estado informó que participarían en el simulacro escuelas y hospitales, tanto públicos como privados; empresas y organismos del sector social y privado, así como todas las dependencias públicas de los tres niveles de gobierno. De acuerdo con la información divulgada ese día, el motivo del simulacro fue que Chiapas se encuentra ubicado en una región en donde convergen tres placas tectónicas: la de cocos, la del Caribe y la de Norteamérica; además, de que tan sólo del periodo del 1 de enero al 3 de febrero del 2012, se registraron 188 temblores con epicentro en el estado, más del 50% de los registrados en todo el país. “Es por esto que debemos estar preparados para evitar o disminuir los efectos no deseados de estos movimientos telúricos”, argumentaron las autoridades de Protección Civil. Previo al megasimulacro, se había hecho un exhorto a toda la población para que en sus casas y oficinas participaran en este ejercicio con el objetivo de fomentar la prevención en los hogares, pues en una situación real de emergencia los primeros respondientes para brindar auxilio es la ciudadanía. No bien se reponían los chiapanecos del susto cuando un sismo más, éste de 5.2 grados con epicentro en Pinotepa Nacional, Oaxaca, despertó la angustia y las crisis nerviosas. La situación más crítica se vivió en la Torre Chiapas, un edificio de 99 metros de altura y 22 pisos, donde unos 4 mil trabajadores entraron en pánico al no poder avanzar por las estrechas esclares de evacuación, donde cientos de personas quedaron atoradas. Una trabajador del gobierno del estado, cuya oficina se ubica en el piso 14, dijo que él tardo 21 minutos en evacuar el edificio; en el trayecto vio a mujeres con crisis nerviosa y a cientos de chiapanecos angustiados.

Comentarios