Regresa a la justicia militar caso de civil asesinado en Monterrey

viernes, 27 de julio de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- La Procuraduría General de Justicia de Nuevo León (PGJ) regresó al fuero militar el caso del joven Otilio Cantú Cantú, asesinado en Monterrey por militares que hacían trabajo vestidos de civiles en abril del año pasado, informó hoy la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Minerva Martínez. En un comunicado, Martínez dio a conocer que el caso fue regresado a la justicia militar desde el pasado 11 de abril, sin tomar en cuenta la reforma constitucional en materia de derechos humanos y las decisiones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre casos que involucren a militares en delitos del fuero común o contra civiles. El pasado 6 de julio, la Procuraduría de Justicia Militar remitió el caso a su homóloga de Nuevo León para que el juez sexto de Distrito en materia penal enjuiciara a los siete militares involucrados. Este viernes, la presidenta de la CEDH confirmó, indignada, que la causa 239/2011 fue regresada al fuero militar el 11 de este mes. La ómbudsman de Nuevo León detalló que se enteró del nuevo traslado del caso cuando personal de la CEDH acudió con el padre de Otilio a ver los avances del caso. “El doctor Otilio Cantú y el personal de la Comisión que le  acompañaba se encontraron con la desagradable noticia de que el caso ha sido devuelto, una vez más, al fuero militar, atendiendo a criterios anacrónicos, contrarios a la reforma constitucional en materia de derechos humanos y a las decisiones adoptadas por la Suprema Corte de Justicia en torno al control difuso de los derechos humanos que deben realizar los jueces del país y al carácter obligatorio de los criterios interpretativos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Coidh)”, señaló en el comunicado. Recordó que el 23 de noviembre de 2009, la Coidh resolvió en el caso del líder social Rosendo Padilla, desaparecido en 1974 después de ser detenido en un retén militar, que si los actos delictivos de un soldado no afectan los bienes jurídicos de la esfera castrense, el inculpado debe ser juzgado por tribunal ordinario. La titular del organismo dijo que para evitar una mayor indefinición jurídica, enviará una solicitud a la Suprema Corte de Justicia, en el mes de agosto, para que atraiga el caso y decida de manera definitiva qué instancia debe llevarlo. De acuerdo con reportes de prensa difundidos en días pasados, la instancia castrense le pide al juez militar que lleva la causa 239/2011 que decline su competencia a favor del juez de Distrito en materia penal de Nuevo León, para que juzgue a los inculpados por los delitos de homicidio calificado y delitos cometidos contra la procuración y administración de la justicia. Están acusados por los delitos de homicidio calificado cinco los soldados de la Policía Militar (PM): Francisco Pérez Pérez, Rubén García Díaz, y José Manuel Dolores Luna; el cabo PM, Gaudencio Heraclio Moreno, y el subteniente intendente Roberto Guadalupe Rodríguez Aldama. Este último está acusado también por delitos cometidos contra la administración y procedimientos de la justicia, por manipular evidencias, junto con el soldado PM Carlos Fidel Flores Ábrego y el cabo PM Roberto de Jesús Mellado. La madrugada del 18 de abril del 2011, Jorge Otilio Cantú Cantú fue asesinado de 20 balazos cuando su coche circulaba por la avenida Lázaro Cárdenas, en su cruce con Puerto San Blas, en la colonia Las Brisas. Sus asesinos fueron soldados que hacían trabajo de policías en un convoy de la corporación Seguridad Pública del estado, a la que le prestaban apoyo para reforzar con tácticas militares el combate a la delincuencia común. El 30 de noviembre del 2011, la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió la recomendación 73/2011 en la que le pide al gobierno de Nuevo León que limpie el nombre de Otilio Cantú Cantú. El 31 de marzo del 2012 don Otilio, padre de la víctima, recibió un oficio militar, como otros que lo han mantenido informado sobre el caso, en el que se le notifica que el agente del Ministerio Público Militar le solicitó al juez que concluya la etapa de instrucción del proceso. En declaraciones a la prensa local, Otilio Cantú González, padre del joven asesinado, se dijo desconcertado por los vaivenes del caso que ha sido rebotado, en más de una ocasión entre la justicia militar y la civil. Dijo que el 23 de julio recibió la notificación del giro del caso: “La verdad que me digan esto, me desconcierta, pues los mismos argumentos que está haciendo el fiscal militar ya los habíamos planteado nosotros, la misma Comisión Nacional de los Derechos Humanos lo recomienda y, pues, como es sabido, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, nos mandó por un tubo”. El médico, quien se ha convertido en activista a contra de la impunidad, dijo, también, que parece que el caso de Otilio ya se volvió un juego de la justicia.

Comentarios