Detienen en Michoacán a ocho policías extorsionadores

lunes, 6 de agosto de 2012
CIUDAD DE HIDALGO, Mich., (apro).- Un policía murió y ocho más fueron detenidos durante un operativo realizado por elementos del Ejército Mexicano en esta localidad, en atención a una serie de denuncias ciudadanas que inculpaban a los uniformados en actos de extorsión. Durante la movilización efectuada la tarde de ayer, los militares interceptaron comunicaciones de radio de los uniformados, donde supuestamente reportaban cada movimiento que hacían las unidades castrenses. De acuerdo con informes de la XXI Zona Militar, alrededor de las 13:00 horas, cuando elementos del Ejército realizaban el operativo en el Libramiento Norte de esta ciudad arribaron tres patrullas de la policía municipal. Los militares les pidieron a los municipales que se bajaran de sus unidades para realizar una revisión al armamento que portaban, pero éstos hicieron caso omiso e intentaron huir mientras accionaban sus armas. Los soldados repelieron la agresión y lesionaron a un policía, quien fue identificado como Oliver Ruiz García, de 49 años de edad, y detuvieron a ocho uniformados más. Ruiz García recibió los primeros auxilios por parte de personal médico de la milicia que posteriormente lo trasladó al Hospital Regional de la localidad, donde fue canalizado en helicóptero hasta el Seguro Social de Camelinas de Morelia, lugar en el que más tarde falleció. Los municipales detenidos en la acción militar son: Jonathan Salomón Ramirez Argueta, de 19 años de edad; Javier Eduardo Rangel Baeza, de 26; Giovani Soto Villegas, de 32; José Alesqui Paniagua Salazar, de 24; Javier Cruz Sánchez, de 46; Marcos Francisco Arias García, de 31; Simón García Reyes, de 29, y Javier González García, de 26 años. Después de las primeras pesquisas se descubrió que varios de los oficiales portaban credenciales policiales donde el armamento que tenían asignado no coincidía con las matrículas ni armas que llevaban consigo cuando se registraron los hechos. Los ocho aprehendidos fueron trasladados a las instalaciones de la Procuraduría General de la República, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, que definirá su situación legal.

Comentarios