Familiares de estudiantes arraigados cierran calles en Guerrero

martes, 18 de septiembre de 2012
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Amigos y familiares de los seis estudiantes de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) que se encuentran arraigados por presuntos nexos con el crimen organizado, se manifestaron en la región de Tierra Caliente y esta capital, donde marcharon y bloquearon calles en demanda de la liberación de los inculpados. Al respecto, Jesús Alarcón –padre de uno de los jóvenes detenidos– demandó la intervención del gobernador Ángel Aguirre Rivero. Argumentó que los universitarios son inocentes y que los delitos que les imputan, como portación de armas y droga, así como delincuencia organizada, fueron “fabricados” por la Policía Federal y el agente del Ministerio Público de la Procuraduría General de la República (PGR). Ante las protestas, el inspector de la Policía Federal Preventiva (PFP), destacado en la región de Tierra Caliente, Roberto Hernández Rangel, exhibió públicamente unas fotografías que presuntamente estaban en el teléfono móvil de los universitarios arraigados, donde los jóvenes se exhiben portando rifles AK-47, pistolas tipo escuadras y recostados sobre billetes de diferente denominación, como lo reveló ayer la agencia Apro. Además, el jefe policiaco mostró un certificado médico donde se indica que los seis universitarios se encontraban en estado de ebriedad la noche del jueves 13 cuando fueron detenidos a bordo de un auto compacto en Ciudad Altamirano, municipio de Pungarabato, en la región de Tierra Caliente. Los jóvenes detenidos son Jesús Antonio Moreno Román, Juan Andraca Escalante, Lucio Sandoval Molina, José Luis Dealmonte Díaz, Alan Francisco Alarcón García y Ricardo Muñoz Arzate. Todos estudiantes de tercer año de la carrera de médico veterinario zootecnista de la UAG, plantel ubicado en Ciudad Altamirano, considerado como la principal zona económica-comercial de la región de Tierra Caliente de la entidad. Por la mañana, en esta zona colindante con el estado de Michoacán y considerada como territorio controlado por el narcotráfico, cerca de 200 estudiantes universitarios realizaron una marcha y bloquearon el puente Miguel Alemán, que une los municipios de Pungarabato y Coyuca de Catalán, en demanda de la excarcelación de los jóvenes arraigados. En tanto que en esta capital, cerca de las 17:00 horas, otro centenar de amigos y familiares de los inculpados, marchó de Ciudad Universitaria, sobre la avenida Lázaro Cárdenas, hacia la sede del Poder Ejecutivo, donde bloquearon durante casi una hora, el paseo Alejandro Cervantes Delgado. Enseguida, el secretario de Gobierno, Humberto Salgado Gómez, recibió una comisión de familiares encabezados por Jesús Alarcón y durante el encuentro privado, el funcionario estatal ofreció la intervención del gobernador Aguirre ante la PGR sobre este caso. Después de la reunión con el funcionario, los familiares de los seis universitarios arraigados anunciaron que seguirán realizando manifestaciones; y demandaron que el rector de la UAG, Ascensión Villegas, encabece las protestas para que liberen a los universitarios. Ayer, Apro dio a conocer que los familiares de los jóvenes inculpados fueron extorsionados por un agente del Ministerio Público federal, quien les exigió 120 mil pesos para no consignar a los universitarios, pero sólo pudieron entregarle 60 mil pesos. No obstante que el dinero solicitado fue entregado al agente Édgar Bueno Villar, asistente del titular del Centro de Operaciones Estratégicas en Iguala, Mario Ballinas, éste determinó arraigar a los estudiantes. También, Apro reveló que el arraigo por 20 días solicitado por la PGR ante un juez federal, se debe a que los agentes federales encontraron fotografías en el teléfono móvil de Jesús Antonio Moreno Román, donde se exhibe posando con un rifle AK-47, imagen que hoy fue difundida por la Policía Federal junto a otras más.

Comentarios