"Histórico" primer encuentro entre Granier y Arturo Núñez

miércoles, 19 de septiembre de 2012
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobernador electo y en funciones, Arturo Núñez Jiménez y Andrés Granier Melo, sostuvieron un primer encuentro calificado de “histórico” por la transición de un gobierno priista a un perredista. La reunión fue para tratar temas relacionados con el proceso de entrega-recepción y que el relevo en el Poder Ejecutivo se efectúe “de manera ordenada y transparente”. Núñez Jiménez arribó al Palacio de Gobierno a las 13:00 horas y, en breves declaraciones, consideró el encuentro como “histórico”, debido al hecho “de la alternancia”, pues la coalición que lo postuló para la gubernatura –integrada por PRD, PT y Movimiento Ciudadano (MC)—puso fin a 83 años ininterrumpidos de gobiernos priistas. Ingresó a la sede del Poder Ejecutivo con la exsenadora Dolores Gutiérrez Zurita y su secretario particular, Ricardo Fitz. Tras dos horas de reunión, ninguna de las partes ofreció su versión. Por la noche, el gobierno del estado difundió fotografías y un boletín de prensa en el que destacó que la reunión se realizó en un marco de institucionalidad y respeto. Granier Melo señaló que la idea es que el proceso de transición se realice de manera institucional, con el objetivo de dar continuidad “a la inercia de desarrollo que registra el estado en materia económica, política y social, fundamentales para el inicio de una administración”. Resaltó que el encuentro se dio en un marco de máximo respeto, como se ha venido dando, dijo, desde el 1 de julio, cuando el pueblo de Tabasco “decidió quién gobernaría Tabasco”. Por su parte, Núñez Jiménez destacó el ambiente de institucionalidad y respeto que privó durante la reunión, “inédita para la historia política de la entidad, toda vez que por primera vez se produce la alternancia en el Poder Ejecutivo”. También detalló que en el encuentro se comentaron temas vinculados a la transición y relevo de gobierno. “En los términos más cordiales, respetuosos, hemos conversado sobre varios temas que vamos a echar a andar de inmediato, en el entendido de que la parte jurídica-administrativa del proceso de entrega-recepción será después del informe del gobernador Granier”, aclaró. Ambos mandatarios coincidieron en intercambiar información necesaria para que las obras en proceso y las que están en proyecto, tanto federales como estatales, tengan continuidad. El gobernador Granier Melo aportará la información con la idea de que no se pierda el sustento de recursos federales para los proyectos que aún no han sido concluidos o los que ya estaban proyectados. “El proceso de entrega recepción se realizará con apego a los tiempos y mecanismos previstos en las leyes que regulan la administración pública estatal y las que establecen los derechos y responsabilidades de los servidores públicos, siempre con plena transparencia y de cara a la ciudadanía tabasqueña”, resume el comunicado. Esta es la primera vez que se reúnen un mandatario electo y otro en funciones de distintos partidos previo al inicio de un proceso de transición. Se trata de un hecho histórico, pues Núñez rompió con la hegemonía de 83 años de gobiernos priistas y, a partir del 1 de enero, encabezará el proyecto del PRD desde la administración pública estatal.

Comentarios