Tabasco: defensor de migrantes pide a Núñez depurar cuerpos policiacos

jueves, 24 de enero de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El sacerdote Tomás González Castillo, director del refugio de migrantes “La 72” de Tenosique, exigió una “limpia” en los cuerpos policiacos estatales y municipales por estar coludidos con la delincuencia organizada. Se quejó, además, de que el gobernador Arturo Núñez se niega a recibirlos, al parecer aplicando la máxima salinista de “ni los veo ni los oigo”. El religioso se presentó al Congreso para solicitar a los diputados que acudan a la ruta migratoria de Tenosique y que constaten personalmente “la tragedia humanitaria” que sufren los migrantes centroamericanos. En reunión con los legisladores perredistas Noé Herrera Torruco y Casilda Ruiz Agustín, de la Comisión de la Frontera Sur, fray Tomás González propuso la creación de un instituto estatal de atención a migrantes que ya tienen entidades como Tamaulipas, Chiapas y Tlaxcala, con el fin de garantizar la seguridad a los indocumentados provenientes de Centroamérica y concretamente de Guatemala, Honduras y El Salvador. Dijo que después del tráfico de drogas, la extorsión a migrantes es la actividad que más ganancias deja al crimen organizado en la frontera sur y que las bandas cobran entre cien y 300 dólares a indocumentados para trasladarse en tren hasta Coatzacoalcos, Veracruz, más caro que si viajaran en avión a la Ciudad de México. El defensor de migrantes insistió en que todos los cuerpos de seguridad “están llenos de corrupción”, principalmente los estatales y municipales, por lo que urge su depuración. El religioso también lamentó que el gobernador se niegue a recibirlos, a pesar de que desde el viernes 4 le entregaron una carta solicitando audiencia. El mandatario tabasqueño está aplicando la “máxima salinista” de “ni los veo ni los oigo”, se quejó. “De parte del gobierno del estado hay un silencio escandaloso”, señaló el cura para luego advertir que si no se frenan los crecientes ataques a los migrantes, puede ocurrir una tragedia como la de 2010 en San Fernando, Tamaulipas, donde 72 centroamericanos fueron ejecutados por sicarios del crimen organizado. El religioso manifestó que en los últimos años se ha disparado el flujo migratorio en la frontera sur, pues en 2012 se atendió en el refugio “La 72” a unos 10 mil migrantes, de un estimado de 30 mil que cada año pasan por Tabasco. Además, refirió, 10% de los migrantes son mujeres y de esta cifra al menos 70% sufre algún tipo de abuso.

Comentarios