Dan 31 años de prisión a pareja por torturar a su hija con choques eléctricos

sábado, 16 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Los padres de una niña de 8 años que fue torturada a golpes y con descargas eléctricas durante cuatro años, recibieron este viernes una sentencia de 31 años, seis meses y tres días de cárcel, en Monterrey, Nuevo León. El juez Quinto de lo Penal condenó a Rosendo Ramos Rubio, de 31 años y Judith Hernández Medina, de 28 tras, encontrarlos responsables por los delitos de equiparable a la violación, violencia familiar y lesiones a menores de 12 años. Perla Karina denunció a sus padres en enero pasado; la madre de la menor se había separado de su pareja porque a ella también la agredía físicamente. La niña sufría de síndrome de maltrato infantil, falta de piezas dentales, malformación en una oreja, rastros de quemaduras y golpes y dificultades para caminar. Las quemaduras le fueron causadas con choques eléctricos, con cables que eran conectados a la toma de la corriente. Las agresiones fueron cometidas desde hace cuatro años en una vivienda ubicada en la colonia Barrio San Luis, en Ciudad Solidaridad, y el último año en la colonia Del Maestro. Aunque Ramos Rubio no es el padre biológico de Perla, legalmente sí lo es porque la reconoció como su hija ante el Registro Civil. El maltrato fue descubierto el 28 de enero pasado, cuando la menor huyó de su casa tras ser agredida por su padre. Actualmente Perla Karina se encuentra en las instalaciones del DIF Capullos.

Comentarios