Ejidatarios dan luz verde a nuevo proyecto hidroeléctrico en Chiapas

lunes, 18 de noviembre de 2013
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., (apro).- Ejidatarios de la cabecera municipal de Chicoasén y campesinos de sus 13 comunidades aprobaron el pasado domingo el inicio del proceso para la construcción de la quinta presa hidroeléctrica en la entidad y la segunda en ese lugar. La Presa Hidroeléctrica Chicoasén II estará ubicada kilómetros más abajo de la construida e inaugurado en 1980 y por la cual aún no les pagan los daños ocasionados por las inundaciones de tierras en aquella ocasión. Con el rechazo de un grupo de personas de la tercera edad que vivieron la experiencia de la construcción de la primera presa hidroeléctrica llamada “Manuel Moreno Torres”, el pleno de la asamblea determinó autorizar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a cambio de un millonario apoyo en efectivo, obra pública y proyectos productivos, así como empleo para la población. Con una altura de 30 metros y un embalse de 176 hectáreas de tierras, la nueva presa hidroeléctrica, la quinta en el complejo hidroeléctrico del Grijalva, Chicoasén II tendrá una generación media anual de unos 591 gigawatts. Chicoasén II estará en media de las otras cuatro presas ya existentes en Chiapas aguas arriba Chicoasén I y La Angostura, aguas abajo Malpaso y Peñitas. Con la construcción de esta quinta presa hidroeléctrica, en total la producción media anual de energía hidroeléctrica en Chiapas se elevará de 11 mil 457 actualmente a 12 mil 48 gigawatts, según el proyecto de la CFE. La nueva presa hidroeléctrica en el municipio de Chicoasén con cinco mil habitantes y unas 13 comunidades, abarcará unas 323 hectáreas de superficie, unas 225 hectáreas de tierras serán expropiadas, el 43% de ellas son tierras ejidales y 27% restante particulares. El proyecto  para la construcción de la presa inició desde el sexenio pasado, pero se atoró porque no se podía llegar a un arreglo con la población. El pasado domingo por la mañana hubo una asamblea en la que no sólo participaron los ejidatarios afectados y de la cabecera municipal de Chicoasén sino los campesinos de las 13 comunidades que conforman el municipio. Acompañado de un séquito de asistentes y guardaespaldas, llegó el director del proyecto de la CFE, Gerardo Cruz, también estuvo Aquiles Espinosa director de gobierno de la Secretaría de Gobierno de Chiapas y la Subsecretaria de la Región Mezcalapa, Patricia Conde, así como el alcalde Armando Estrada Herrera quienes convencieron al comisariados, a las autoridades ejidales y el pleno de la asamblea para que avalaran el inicio del proyecto hidroeléctrico. En el acto estuvo el notario público Juan Gabriel Coutiño, para dar fe del acuerdo que no estuvo exento de incidentes por las personas que están en favor y en contra. Avisaín Solís López, una persona de la tercera edad que encabezaba el grupo de disidentes alegaron no estar en contra de la construcción del proyecto sino más bien que se cumpliera primero los pendientes que desde 1985 se comprometió saldar la CFE, entre ellos la restitución de unas 70 hectáreas de tierras y pagos por inundaciones. Aquiles Espinosa, representante del gobierno del estado, fue uno de los oradores en tratar de convencer a los hombres y mujeres reunidos en la casa ejidal donde se celebró la asamblea. Señalaron que los apoyos comprometidos llegarán a la población y se hablan de unos 97 millones de pesos. Tras unas dos horas de debate, finalmente votaron todos en autorizar el inicio de la construcción de la obra en enero próximo. Avisaín Solís López dijo que hubo acarreados en la asamblea y que votaron hasta personas que no se verán afectados y a futuro ni siquiera beneficiados por el impacto de la construcción de la presa hidroeléctrica. El alcalde Armando Estrada Herrera dijo que la CFE ha empezado a revestir caminos y destinará los recursos para abatir la pobreza y la marginación en su municipio. En Chicoasén, el 55% de la población vive en pobreza moderada y el 23% en pobreza moderada.

Comentarios