Denuncian "criminal" inacción oficial ante masacres en Oaxaca

martes, 17 de diciembre de 2013
OAXACA, Oax. (apro).- Es “criminal” la inacción oficial frente a los cerca de 400 conflictos agrarios que permiten que estallen y deriven en enfrentamientos violentos o masacres, como los 11 asesinatos cometidos el fin de semana en la región mixteca, denunció la dirigencia colectiva de Comuna Oaxaca. Esta agrupación, que apoyó la alianza que llevó a la gubernatura a Gabino Cué, culpó a funcionarios de los gobiernos federal y estatal por los 11 asesinatos de indígenas mixtecos, entre ellos tres menores, perpetrados el sábado 14 en el paraje Tres Cruces, perteneciente a San Juan Ñumi. Y advirtió que al menos en la Sierra Sur, Mixteca e Istmo hay conflictos con el riesgo inminente de enfrentamientos violentos, los cuales podrían tener gravísimas consecuencias frente a la indolencia de las autoridades agrarias y de política interna, quienes firman minutas y establecen compromisos que luego incumplen. La organización social a la que pertenece el exdiputado Flavio Sosa calificó de “criminal la inacción oficial frente a los cerca de 400 conflictos por tierras que existe en la entidad, de los cuales 29 son considerados como focos rojos”. Lo preocupante, alertó la ONG, es que los funcionarios responsables “simplemente dejan podrir” los conflictos hasta que estallan y terminan en enfrentamientos violentos que enlutan a comunidades de la entidad. En un comunicado, expuso que el conflicto entre Yosoñama y Mixtepec no es un caso aislado y lo considera como paradigmático, pues surgió en la primera mitad del siglo XX y hoy sigue sin la atención adecuada por parte de los gobiernos local y nacional, quienes se limitan a realizar más patrullajes policiacos después de cada enfrentamiento. Un ejemplo más, destacó, es lo ocurrido el 30 de mayo de 2002, cuando fueron emboscados y asesinados 26 campesinos indígenas de Xochiltepec en el paraje Agua Fría, supuestamente por habitantes de su vecino y antagónico pueblo de Teojomulco, en la Sierra Sur. “No hay concertación, no hay negociación y, en lugar de solucionar el fondo de los conflictos, sólo envían policías” que quedan a fuego cruzado o también son agredidos a balazos, como ocurrió este año en Santiago Amoltepec, municipio con conflictos que han generado más de 300 muertos. “Pareciera que el gobierno prefiere que se maten entre ellos para evitar que se organicen y exijan sus derechos”, puntualizó Comuna Oaxaca.

Comentarios