Con ayuno maestros de Durango exigen pago de salarios

miércoles, 20 de febrero de 2013
DURANGO, Dgo. (apro).- Un grupo de 11 trabajadores del sistema de Centros para la Atención del Desarrollo Infantil (CADI) cumplió este miércoles su tercer día en huelga de hambre ante un presunto retraso en la entrega de recursos públicos por parte del gobierno estatal. Los empleados de ese sistema educativo –esquema de formación promovido por el Partido del Trabajo (PT) que opera con presupuesto público– no han recibido el pago de su salario quincenal en lo que va de 2012, razón por la que desde hace dos semanas iniciaron distintos tipos de protesta en la capital del estado. La directora general del Sistema, María de Jesús Páez, explicó que son 115 millones de pesos, correspondientes a su presupuesto integral para 2013, los que se encuentran atorados en la Secretaría de Finanzas y Administración del gobierno de Durango. Páez Güereca explicó que son un total de mil 200 personas las que se encuentran sin pago, pese a que desde el miércoles 6 firmaron el convenio para la entrega de recursos. Sólo resta, explicó, que el gobernador Jorge Herrera Caldera cumpla con ese mismo requisito para que el dinero sea liberado. El recurso, abundó, es gestionado a través del Congreso de la Unión e incluye bolsas para atender educación inicial, primaria, secundaria y bachillerato; en el caso de Durango son 18 planteles los que responden a este sistema educativo. Sin embargo, Páez Güereca admitió que la mayoría de sus escuelas no cuenta con una clave educativa, por lo que las certificaciones las reciben a través de otras instituciones. El ayuno inició a pesar de que el fin de semana el gobernador Herrera Caldera anunció que esta misma semana sería liberado el monto pendiente, luego de que en una reunión se lo confirmaran representantes de las secretarías de Educación y Hacienda. Sobre la razón por la que no cesaron los reclamos, la directora del sistema CADI aclaró que “nosotros no tenemos ninguna certeza de que lo que se está diciendo sea verdad; para empezar, ni siquiera nos ha recibido la Secretaría de Finanzas o el secretario de Educación”. La huelga de hambre se mantendrá, advirtió, en tanto no se reciba el recurso que permita pagar los salarios pendientes y seguir con el plan educativo 2013. Sobre el estado físico de los huelguistas –entre los que se encuentran maestros, trabajadores administrativos y de apoyo a la educación–, confirmó que todos están en buenas condiciones de salud. Aunque las manifestaciones han sido diarias desde la semana pasada, sólo un día han sido suspendidas las labores en los centros educativos; el grueso del personal utiliza la tarde para apoyar la causa en la avenida 20 de Noviembre, donde los inconformes permanecen con pancartas y consignas en contra de autoridades estatales. Ahí mismo, sobre la plaza principal, tienen montado el campamento en el que pernoctan las personas que están en huelga de hambre. Para este sábado 23 fue convocada una marcha en la que reiterarán sus exigencias y a la que prevén acudan unas 7 mil personas.

Comentarios