Gobernador de Quintana Roo, enfrentado con la oposición

martes, 5 de febrero de 2013
CANCÚN, Q.Roo., (proceso.com.mx).- A dos semanas de que el gobernador priista Roberto Borge convocara a una diálogo entre los partidos con registro en la entidad, no ha habido mayores avances en la instalación de este mesa política de cara al proceso electoral que inicia el próximo mes. Para el presidente estatal del PAN, Eduardo Martínez, es claro que no hay intereses de Borge para concretar el diálogo, pues prevalece la violación a la autonomía de los municipios y continúa  el asedio a  alcaldes, funciones y dirigentes  del PAN y PRD. “Fue como salir del paso, ante lo que sucedía en ese momento, pero está claro que no quiere dialogar”, dijo. Las declaraciones del gobernador ocurrieron después de que colonos en Cancún  expulsaron  a las llamadas “Brigadas del Bienestar”, que pintan con colores del PRI parques y áreas públicas. Martínez mencionó que si bien recibió una llamada telefónica del secretario de gobierno Luis González Flores, no hubo mayores acuerdos para el encuentro. Por su parte, el presidente estatal del PRD, Julio César Lara Martínez, indicó  que el secretario de Gobierno le informó que no ha habido avances en la integración de esta mesa político pues el Gobernador “esta fuera” Refirió que su partido condicionó a González  Flores la instalación de la mesa a dos acciones: “Como en un asunto de estabilidad, se requiere previa a la mesa,  un diálogo del gobernador con los presidentes municipales  al menos del PAN y PRD. “También se requiere una mesa previa entre el PAN,  PRI y PRD  para fijar la agenda. No vamos a ir mirarnos la cara y tomarnos la foto”, dijo el perredista. Señaló que el PRD aún espera la repuesta del gobierno del estado y que no ha fijado plazos para este la instalación de esta mesa política. “Lo vamos a ver si tiene voluntad”, dijo.

Comentarios