Denuncian PRD y PAN 'importación' de votantes priistas en Quintana Roo

lunes, 29 de abril de 2013
CANCÚN, Q.R. (apro).- A pesar de que el gobierno de Enrique Peña Nieto se comprometió a respetar la independencia de los procesos electorales con los partidos firmantes del Pacto por México, el gobernador de esta entidad, Roberto Borge Ángulo, echó a andar un operativo electoral con el propósito de asegurar votos al PRI en los comicios del 7 de julio. Votantes “importados” del vecino estado de Yucatán llegaron a esta ciudad a recoger sus credenciales de elector, denunciaron las dirigencias estatales del PRD y PAN. El dirigente municipal panista en Lázaro Cárdenas, Richard Aguilar, reveló que hace aproximadamente un mes llegaron a esta entidad decenas de ciudadanos de Valladolid y Tizimín, entre otros municipios yucatecos, para solicitar su credencial de elector del estado. Se trata, agregó, de un operativo orquestado por el PRI para “importar” votantes de Yucatán, a cada uno de los cuales pagó 500 pesos para realizar el viaje, además de la alimentación. “Ahora están regresando a recoger su credencial a Cancún y Playa del Carmen”, debido a que mañana vence el plazo para realizar el trámite, puntualizó Aguilar. Según el panista, esta vez los yucatecos llegaron “más discretos” en camionetas Van, pero la primera vez lo hicieron en camiones que fueron detectados fácilmente. Precisó que esta mañana salió de la comisaría de Popol Nah, municipio de Tizimín, una camioneta de transporte colectivo con número 135, matrícula 1807 YZB. En esa unidad, dijo, viajaron, entre otros, los ciudadanos Juana Margarita Ucán Poot, Luis Anacleto Mazún Morales, Samuel Cetina Canché y Eliseo e Ismael Chi Bé. Adelantó que esos casos se anexarán a las denuncias que ya ha presentado el PAN ante el Registro Federal de Electores (RFE). De acuerdo con Aguilar, también en el municipio de Tulum fueron detectados dos camiones con ciudadanos yucatecos que acudieron a recoger su credencial de elector. En marzo pasado, el PRD denunció el presunto “acarreo” de ciudadanos de Yucatán para empadronarse en Quintana Roo. No obstante, el Instituto Electoral del Estado (IEE) aseguró en esa ocasión que no había recibido ningún recurso o queja por parte de los partidos políticos en ese sentido. “No tenemos ningún recurso, tal vez lo presentaron por la vía del Tribunal Electoral, pero cuando suceden este tipo de casos, en oficinas centrales monitorean el movimiento del padrón electoral y en el caso de la entidad, si hubiera algo atípico, ya lo sabríamos”, comentó Juan Álvaro Martínez Lozano, vocal ejecutivo de la Junta Local. Por su parte, Ricardo de la Rosa Ruiz, vocal del RFE, precisó que como autoridad electoral estaban obligados a ofrecer el servicio a todo aquel que reuniera los requisitos, y si alguna de esas conductas afectaban a un actor político, podían recurrir a presentar las denuncias correspondientes. El vocal del RFE dijo que el 15 de marzo concluyó la campaña de actualización en apoyo a la elección local de Quintana Roo y, como es clásico, el día del cierre de esos períodos de empadronamiento es cuando más gente llega. En esa ocasión fue en Cancún y Playa del Carmen donde se registró la mayor afluencia e incluso cerraron hasta la medianoche, apuntó. “El IFE tiene programas de verificación y depuración para ver si un registro es duplicado o si se da algún movimiento atípico en el padrón, y en caso de que existiera estaríamos atendiendo las observaciones que hagan los partidos políticos, dado que tiene la facultad legal de verificar la integración del padrón electoral”, afirmó entonces. Recordó que en febrero pasado un actor político también denunció el “extraño” incremento del padrón en algunos municipios del norte del estado y con estadísticas se demostró que aumentó levemente. “En el IFE no hacemos conjeturas ni juicios al respecto, porque estamos para documentar o para probar estadísticamente si está registrándose alguna anomalía”, afirmó. Declaraciones dolosas: PRI Por su lado, la dirigencia estatal del PRI se dijo ajeno a esa supuesta "importación" de votantes. En un escrito dirigido a esta redacción aseguró que actúa y se conduce en el marco de la legalidad y que no "hace ni promueve nada fuera de la ley". Destacó que el PRI "tiene definidas sus estrategias y sus procesos democráticos internos de selección de candidatos, por lo que en ningún momento ha “echado a andar” ni echará a andar “un operativo electoral con el propósito de asegurar votos”. Respecto a las declaraciones "dolosas y sin pruebas" del dirigente municipal panista en Lázaro Cárdenas, Richard Aguilar, quien "acusa sin fundamento que llegaron a esta entidad decenas de ciudadanos de Valladolid y Tizimín, para solicitar su credencial de elector del estado", el PRi sostiene que "es totalmente falso, ya que como se comprobó con el parte informativo de la policía municipal de Benito Juárez, eran ciudadanos pertenecientes a una asociación religiosa que arribaron a Cancún a promover la fe que profesan y no priistas yucatecos. Por otro lado, destaca que hasta este momento el PRI no ha sido notificado por ninguna autoridad electoral local y/o federal de alguna queja o denuncia sobre este supuesto operativo, por lo que se solicita que cuando se acuse dolosamente al PRI o a alguno de sus integrantes, se haga con documentales sólidos y no con declaraciones de personajes que solo quieren destacar mediáticamente para que en su partido lo tomen en cuenta".

Comentarios