Maestros oaxaqueños acusan a EPN de criminalizar la protesta social

martes, 21 de mayo de 2013
OAXACA, Oax. (apro).- Por tercer día consecutivo, maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) salieron a las calles para exigir la liberación de cuatro compañeros que fueron acusados de participar en el secuestro de dos menores de edad. Durante la manifestación realizada en esta capital y el Istmo de Tehuantepec, los docentes censuraron “la represión bajo la fuerza del Estado” desde el primer día que Enrique Peña Nieto rindió protesta como presidente de la República. El vocero de la Sección 22, Mohamed Otaquí Toledo, rechazó que Mario Olivera Osorio, Damián Gallardo Martínez, Lauro Atilano Grijalbo Villalobos y Sara Altamirano Ramos –maestros e integrantes del Frente Único de Lucha– pertenezcan a una banda de secuestradores, como lo aseguró Eduardo Sánchez, subsecretario de  Normatividad de Medios de la  Secretaría de Gobernación, el día de su captura. Se trata, dijo, de “una represión mediática” similar a la que enfrentó el movimiento magisterial el 14 de junio de 2006, cuando el gobierno federal envió a policías estatales a poner droga y armas de grueso calibre dentro del hotel donde se hospedaban los profesores, para acusarlos de guerrilleros y narcotraficantes, y así poder justificar la aplicación de la ley de manera discrecional, fundamentada en proceso judiciales, agregó. Otaquí Toledo estacó que la detención de sus compañeros, a quienes se acusa de pertenecer a la banda que secuestró a los hijos del empresario Juan José Álvarez Candiani, en enero pasado, tienen algo en común: son miembros activos de organizaciones sociales que pretenden reconstituir la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO). La reconstitución de la APPO, subrayó, está programada para el 15 y 16 de junio, de manera que la detención arbitraria de los profesores se debe, dijo, a “su activismo político”. El vocero de la Sección 22 insistió en que continuarán en su lucha por la libertad inmediata de sus compañeros y luchadores sociales, en tanto no se les compruebe el delito que se les imputa. En el mitin de este mediodía realizado en el zócalo de la capital, la profesora Norma Cleyver Cruz Vázquez señaló que desde la llegada de Enrique Peña Nieto al poder “hemos visto claramente que la política para gobernar es bajo la fuerza del estado”, y citó como ejemplo la represión del 1 de diciembre. Peña Nieto, añadió, conoce la fuerza de la movilización en el estado de Oaxaca y por ello ha empezado la ola de represión y hostigamiento hacia los maestros. “La detención de los compañeros de la Sección 22 es para denostar la movilización, para acusarnos de delincuentes, de secuestradores, actos que no podemos permitir”, añadió. De manera simultánea, alrededor de tres mil mentores de Tehuantepec se apostaron frente al Juzgado Federal de Distrito en Salina Cruz, donde se pronunciaron contra la criminalización de la protesta social para acallar su lucha en defensa de la educación pública. El representante del sector Istmo, Heriberto Magariño López, dijo que ya se cumplió el término constitucional de 72 horas para que las autoridades presenten pruebas contundentes para incriminar a los seis maestros detenidos, pero “no las hay”. Contrario a ello, agregó, el magisterio sí puede demostrar que el profesor Lauro Atilano Grijalva llegó a trabajar ese 14 de enero (día del secuestro) a la escuela primaria Donají y firmó su libreta de entrada y salida. Por lo pronto, advirtió, “nos mantenemos en alerta máxima”.

Comentarios