Exigen a gobernador poner fin a la intolerancia religiosa en Chiapas

martes, 25 de junio de 2013
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Un grupo de organizaciones civiles que aglutina a iglesias protestantes de varios estados del país, exigió al gobernador Manuel Velasco Coello poner fin a la intolerancia religiosa en la entidad. En una misiva enviada este martes al mandatario chiapaneco, advirtieron que no están dispuestas a esperar que familias enteras sigan otros seis años más refugiadas en albergues. Las organizaciones civiles manifestaron su preocupación por el estado que guardan los conflictos ya “añejos”, y pidieron aplicar la ley para sancionar a los responsables de provocarlos. “Derivado de la administración anterior (de Juan Sabines), en los últimos años han ido creciendo los casos de intolerancia religiosa en Chiapas, sin que algún funcionario público haya tomado en serio la atención de esta problemática que lastima de manera considerable a la sociedad chiapaneca. En muchos de los casos se han esperado acciones concretas para la atención y la aplicación de la ley para el restablecimiento del Estado de Derecho, pero esto nunca ha sucedido”, puntualizaron en la misiva enviada al gobernador. La estructura del gobierno que dirige Velasco Coello, añadieron, no ha sido del todo modificada, sin embargo, advirtieron, no es posible esperar más tiempo. “Lamentamos que esto suceda al inicio de una administración de seis años como la que usted está comenzando, pero estaremos lamentando más si los funcionarios en que usted ha confiado retoman la misma actitud y falta de interés para ocuparse de este tipo de problemas”. Luego de recordar los casos de intolerancia religiosa en comunidades como Buenavista Bahuitz, La Piedad, Rosario Bahuitz, Pusilá, Tres Lagunas, Chilil, Los Llanos, San Gregorio, Yashtinin, El Carrizal, La florecilla, Saltillo, Mitzitón, Matamoros, Elambó, Miguel Hidalgo, Petalcingo, Yajalón, Las Tacitas, El Avellanal y San Jerónimo, señalaron que “no deben seguir impunes a través del silencio y la complicidad de los responsables para no respetar el derecho a la libertad de credo”. La constante violación al marco jurídico que garantiza la libertad de culto, puntualizaron, ha generado el sufrimiento de familias completas, y muchos casos no han sido denunciados por la falta de confianza en las autoridades y la ausencia de apoyo para darle seguimiento legal a los delitos cometidos. Por ello, demandaron a Velasco Coello que atienda de manera urgente los casos pendientes de resolver, algunos de los cuales llevan aproximadamente tres años y medio. Además, exigieron proveer de lo necesario a todos los desplazados de las comunidades mientras se soluciona la problemática, de acuerdo a lo que establece la Ley para la Prevención y la Atención del Desplazamiento Interno en el estado de Chiapas. Las organizaciones también solicitaron integrar las averiguaciones previas a la brevedad posible, a fin de castigar a los responsables, incluyendo a funcionarios públicos que han incurrido en omisión. De igual manera, demandaron evitar que de nueva cuenta las negociaciones se realicen con personas diferentes a la representación de los afectados. “Es importante recalcar que tanto personas como funcionarios que atendieron los casos de intolerancia religiosa en la administración pasada negociaron acuerdos ilegales en los que los evangélicos son los únicos afectados por no reconocerles ninguno de sus derechos, como en el caso del ejido Saltillo, Las Margaritas”, puntualizaron. También pidieron eliminar como política de solución dentro de las negociaciones el pago de las multas a los líderes de las comunidades o la posibilidad de reubicación, ya que este tipo de actitudes, dijeron, solamente acrecienta la violencia y la intolerancia. Impiden a desplazados retornar a sus comunidades Autoridades de la comunidad de Los Llanos, del municipio de San Cristóbal de Las Casas, retuvieron esta mañana al dirigente de la Organización de Pueblos Evangélicos de los Altos de Chiapas (OPEACH), Manuel Collazo Gómez, y al pastor evangélico Esdras Alonso González, de la organización Alas de Águila, cuando encabezaban el retorno de indígenas evangélicos expulsados de ese lugar hace más de tres años. Alrededor de las 12 del día, los evangélicos partieron en una caravana de las instalaciones de la organización Alas de Águila, situada sobre el Periférico de San Cristóbal, y 20 minutos después arribaron a Los Llanos. Los evangélicos empezaron a descender de los vehículos en los que se habían transportado, junto con los líderes Esdras Alonso y Manuel Collazo, cuando de pronto aparecieron cuatro unidades de donde bajaron hombres con radios de comunicación en mano, que ya los esperaban para impedirles el paso y reclamarles la presencia de los líderes evangélicos en el lugar. “Están detenidos, golpearon a varios evangélicos y dañaron algunos vehículos”, confirmó el hijo de Esdras Alonso a la radio XEWM, y adelantó que presentarán una demanda por los hechos.

Comentarios