Granier dejó doble quebranto en Tabasco: económico y moral, acusa Núñez

jueves, 27 de junio de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobernador Arturo Núñez Jiménez lamentó que los tabasqueños hayan sentido en carne propia y arrastren “el gran lastre de la corrupción” e irresponsabilidad en el ejercicio del gobierno de quienes optaron “por el saqueo de los recursos del pueblo”. “Hemos asistido en los últimos años a un doble y gravísimo quebranto: el de las finanzas públicas del Estado y el de la moral de quienes, teniendo las más altas funciones, optaron por el saqueo de los recursos del pueblo”, manifestó al presentar este día el Plan Estatal de Desarrollo (Pled). En los últimos años, dijo, se defraudó a las instituciones estatales y, lo más grave, se defraudó la confianza de la gente. “Y si bien como es del conocimiento público, hemos tomado acciones para sancionar conductas indebidas, ahora nos debe ocupar fortalecer los procedimientos y los mecanismos para que ello no ocurra de nuevo, lo cual constituye una de las prioridades del Plan Estatal de Desarrollo”, puntualizó en el salón Villahermosa del parque Tomás Garrido Canabal. La situación de la que parte su gobierno, resaltó, no es fácil, pues “el desastre económico” que heredó dejó a 57% de la población en la pobreza y con altas tasas de desempleo y endeudamiento público. “Apenas comenzamos a revertir el deterioro del campo tabasqueño, la reducción de la superficie cultivable, de la producción ganadera y la quiebra de diversas empresas agroindustriales”, señaló y añadió que también se tienen problemas severos en seguridad pública y un aprovechamiento insuficiente de recursos naturales y turísticos. Sostuvo que en un gobierno democrático y responsable no hay cabida para la improvisación y simulación burocrática, y que a lo largo de 9 ejes rectores se orientará el quehacer de su gobierno. En ellos, se incluyen 115 objetivos, 199 estrategias y 613 líneas de acción estratégicos que serán desarrollados a través de 11 programas sectoriales, 19 especiales y 3 regionales. El mandatario perredista no se refirió al encarcelamiento de su antecesor priista, Andrés Granier Melo, pero sí el también exgobernador priista Enrique Priego Oropeza, quien aseguró que “no hay persecución política” contra el químico Granier. Recordó que, desde su toma de protesta, el pasado 31 de diciembre, el gobernador Arturo Núñez se comprometió a ejercer acción penal contra los saqueadores, “por lo tanto no hay una persecución política”. Luego de demandar un juicio justo para Granier Melo, añadió que seguramente los abogados del exgobernador tendrán los elementos para defenderlo, así como las procuradurías del estado (PGJE) y de la República (PGR) harán lo suyo para sustentar sus acusaciones. Priego Oropeza, invitado a la presentación del Pled, admitió que el encarcelamiento del exgobernador de Tabasco sí afecta a su partido, el Revolucionario Institucional (PRI). Linchamiento El abogado de Andrés Granier, Eduardo Luengo Creel, advirtió que su cliente corre el riesgo de ser víctima de un “linchamiento” si es trasladado a Tabasco, como lo solicita el gobernador de la entidad, Arturo Núñez. “Espero que no (sea trasladado) porque será víctima de un linchamiento que ya ha anunciado el señor gobernador. Y se deben respetar las garantías de todo acusado, la presunción de inocencia y el debido proceso”, declaró a Milenio Radio. El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, declaró ayer que su antecesor Andrés Granier debe ser trasladado a la entidad, por estar ahí radicado el juez que ordenó su aprehensión. Sin embargo, la defensa de Granier cree que esto es parte de una “persecución desmedida”. “Confío en el Poder Judicial Federal que será el que tendrá que resolver este tema, porque evidentemente el Poder Judicial local del estado de Tabasco está notablemente influenciado y gobernador por el señor Arturo Núñez”, mencionó el abogado Luengo. Respecto a los delitos que la PGR imputa a Granier -lavado de dinero por 35 millones 318 mil 315 pesos y defraudación fiscal por casi 70 mdp-, Eduardo Luengo minimizó la indagatoria. “De mil 900 millones de pesos, que fue la última cifra, y le sumó 500 millones de pesos más el gobernador a 35 hay una evidente diferencia. Esto quiere decir que no le han podido probar, porque no existe la imputación que le formulan”, explicó. “Lo que vemos es una persecución desmedida. En los medios y ahora del gobierno del estado de Tabasco”.

Comentarios