Aprueban licencia por 180 días más al gobernador Fausto Vallejo

domingo, 21 de julio de 2013
MORELIA, Mich. (proceso.com.mx).- Con 25 votos a favor, 15 en contra y tras casi tres horas de debate, los diputados de la 72 Legislatura aprobaron la nueva licencia por 180 días del gobernador Fausto Vallejo Figueroa. Con ello se modificó el decreto 130 y se amplió el periodo de separación del priista al frente del gobierno estatal por un total de 270 días. El documento aprobado mantiene vigente el interinato de Jesús Reyna García, motivo por el cual no habrá sesión solemne para una nueva toma de protesta del exsecretario de Gobierno de Michoacán. Inicialmente, de los 40 legisladores que conforman el Congreso michoacano, 23 dieron a conocer en forma conjunta el martes pasado que negarían la nueva licencia a Vallejo con el argumento de que los michoacanos merecen respeto e información clara sobre su condición de salud, “a la entidad no se puede seguir gobernando con abonos chiquitos”, señalaron. “De por sí tenemos gobiernos pequeños, ahora con administraciones más pequeñas donde no ha habido tiempo para planear y desarrollarnos mejor; por eso somos el patito feo entre los estados que se encuentran en nuestro entorno”, aseguró el presidente de la bancada panista, Alfonso Martínez. Entre los 23 diputados iniciales, ya en las comisiones de Gobernación y de Puntos Constitucionales la situación se volvió más compleja, porque de los 10 legisladores que conforman estos dos grupos -tres priistas, tres perredistas y cuatro panistas- después de varias horas de debates e intercambios de ideas pasaron a votación la última propuesta: la ampliación de la primera licencia, la cual quedaría en 270 días, 90 de la primera y 180 de la segunda. Por su parte, el PAN lamentó que se haya negado la oportunidad de darle una permanente estabilidad política a Michoacán otorgándole a Fausto Vallejo una nueva licencia para estar ausente 270 días. Negar la licencia hubiera permitido poner orden en el gabinete y hacer los cambios que la administración estatal requiere, ya que los 180 días de ampliación del permiso son insuficientes y “en seis meses más estaremos enfrentando una nueva crisis política en el estado”, apuntó el dirigente estatal del este instituto político, Miguel Ángel Chávez Zavala. “Es muy lamentable que el PRI y el PRD hayan optado por una certidumbre política con alfileres, porque la inestabilidad política seguirá con un gobernador constitucional que no se quiere ir y un gobernador interino que a fuerzas quiere llegar”, afirmó. Añadió que a través de su grupo parlamentario, Acción Nacional puso sobre la mesa que la nueva licencia fuera por 360 días con la finalidad de que el gobernador interino pueda desarrollar los programas y acciones contempladas en el Plan Estatal de Desarrollo y así atender a fondo la problemática de inseguridad, finanzas públicas, desarrollo económico y educación. “El grupo parlamentario del PAN siempre estuvo dispuesto a construir con transparencia acuerdos con el resto de las bancadas, no obstante, sin argumentos, sin evaluación del gobierno y sin agenda de trabajo se impone una mayoría pírrica que le otorga un cheque en blanco al gobernador interino, hasta por 180 días adicionales a la licencia inicial de Vallejo Figueroa”, puntualizó Chávez Zavala. Asimismo, refrendó su respaldo total a la fracción panista que en ningún momento estuvo en contra de otorgar una nueva la licencia, ni del interinato propuesto al Poder Legislativo, más bien siempre buscó privilegiar el interés de los michoacanos ponderando que en la entidad ya no hubiera dos, sino un solo gobernador. “Hoy, lo único que estamos observando en Michoacán es la configuración de un gobierno estatal de coalición PRI y PRD, al que le deseamos éxito por el bien de Michoacán; ello tampoco es ninguna novedad en nuestro estado, la ‘decena trágica’ cogobernó con Jesús Reina García y hoy el gobernador interino cogobierna con la ‘decena trágica’”, declaró el jefe estatal del PAN. Finalmente, Chávez Zavala reiteró que Michoacán no puede seguir siendo rehén de intereses mezquinos de los grupos políticos del priismo ni de grupos de presión que aprovechan la debilidad del gobierno estatal para que a través del chantaje se impongan sus ilegítimas demandas.

Comentarios

Otras Noticias