Reclamos, críticas y protestas opacan quinto informe de Rodrigo Medina

miércoles, 15 de octubre de 2014
MONTERREY, N.L. (apro).- El quinto informe de gobierno de Rodrigo Medina fue eclipsado por diputadas panistas, quienes desde sus curules dieron la espalda al mandatario priista, así como por una protesta en butacas que fue reprimida por escoltas del Ejecutivo estatal. El acto, que inició al mediodía, había transcurrido sin contratiempos en medio de loas a su gestión dispensadas por legisladores de PRI, Panal y los llamados “independientes”. En contraste, los representantes de Acción Nacional, PT y PRD enderezaron fuertes reproches a la gestión de Medina de la Cruz, principalmente por el endeudamiento y la obra pública fallida y poco transparente. Después de que los representantes de todas las fracciones expresaron sus posturas, Medina de la Cruz hizo uso de la palabra, sin embargo, en ese momento y ante el asombro general, la panista Blanca Lilia Sandoval se puso de pie y dio la espalda a la intervención del gobernador. Medina, desconcertado, prosiguió su discurso en el que llamaba a la unidad entre los partidos. “Es un llamado respetuoso y amplio para que conservemos la unidad dentro de nuestra pluralidad. El tiempo nos ha dicho que esa estrategia ha demostrado su efectividad en la práctica. Ampliémosla, porque de ella depende que Nuevo León esté preparado para anticiparse a los cambios, para aprovechar las oportunidades y para superar nuestros obstáculos”, exponía el mandatario. Cuando terminó su alocución, surgieron aplausos de simpatizantes y legisladores priistas, quienes incluso se levantaron de sus asientos. En ese instante, a la protesta de Sandoval se unieron sus compañeras de bancada Rebeca Clouthier y Carolina Garza, quienes también dieron la espalda a Rodrigo Medina. También llamó la atención que la alcaldesa panista de esta capital y fuerte aspirante a contender por el gobierno estatal, Margarita Arellanes Cervantes, permaneció en su asiento y no se unió al reconocimiento que le era tributado a Medina de la Cruz. Una vez que las diputadas tomaron asiento, tomó la palabra la presidenta de la Mesa Directiva, María Dolores Leal, de Nueva Alianza. Justo cuando arrancaba intervención, con un pronunciamiento institucional a nombre de la legislatura, surgió un revuelo en las butacas. Agapito Castro, trabajador del sistema de tren ligero Metro, sacó una manta para manifestarse en plena sesión solemne, pero un escolta, quien se encontraba al lado del inconforme, se la arrebató y la tiró a sus pies. Leal proseguía su intervención en la tribuna, pero muy pocos atendían su discurso. La atención de la mayoría, incluido el gobernador, se enfocaba en el graderío, donde los jaloneos motivaron que los reporteros realizaran una inesperada entrevista al trabajador del Metro, quien explicó el mensaje de la manta arrebatada: “La corrupción en Metrorrey pone en riesgo la seguridad de los usuarios. Respeto a los derechos laborales”. Castro explicó que en días pasados emprendió una huelga de hambre para demandar mejores condiciones de trabajo para él y sus compañeros en el Metro. El empleado dijo que a él no lo han corrido, pero no le pagan, ni le dejan regresar a su antiguo trabajo de operador de unidades. Una vez que los reporteros se retiraron, dos escoltas se sentaron a los lados del manifestante, aunque ya no hubo incidentes posteriores. Deuda de 60 mil mdp En la presentación del quinto informe, el panista Enrique Barrios Rodríguez criticó duramente los cinco años de gestión de Medina de la Cruz, al señalar que la deuda se incrementó, en ese lapso de 17 mil 900 millones de pesos a 60 mil millones, lo que comprometerá las finanzas durante 50 años. También repudió los anuncios oficiales de presunto descenso en índices delictivos, al afirmar que en el año se han registrado en un total de 226 ejecuciones en la entidad. Además, en amplios sectores del territorio estatal aún hay “cobro de piso” de parte de delincuentes, acusó. Barrios preguntó al mandatario cuántas preparatorias pudieron haber sido construidas en la entidad si se hubieran utilizado para ello los 5 mil millones de pesos que ha gastado en publicidad e imagen en este lustro. El perredista Eduardo Arguijo reclamó al gobernador priista que planee utilizar el agua que será entubada con el plan Monterrey VI para trabajos de extracción de gas shale, mediante el método de fracking, que es contaminante y caro, advirtió. Guadalupe Rodríguez, del PT, lamentó que los órganos electorales en el estado hayan sido configurados para beneficiar al PRI, lo que afecta a los partidos minoritarios, como el que representa. José Isabel Meza, coordinador de Nueva Alianza, pidió al gobernador explicar los mecanismos de financiamiento de las obras Monterrey VI y la Línea 3 del Metro. Por el contrario, el priista Juan Manuel Cavazos Balderas calificó a Medina de “estadista” que ha convertido, en el estado, lo “ordinario en extraordinario” y quien ha transformado la adversidad en oportunidad. “En la presente administración pasamos de una percepción, a la seguridad de tener un rumbo definido. Nuevo León, en su gobierno, se ha convertido en un estado punta de lanza. Líder a escala nacional e internacional, gracias al talento y la capacidad de su gente”, enfatizó.

Comentarios