Reaprehenden en Quintana Roo a cómplice de saqueo en Tabasco

jueves, 16 de octubre de 2014
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) informó que en cumplimiento a una orden de reaprehensión decretada por el juez tercero penal de esta capital, este jueves fue aprehendido de nueva cuenta Martín Alberto Medina Sonda, socio de José Manuel Sáiz Pineda, tesorero del exgobernador Andrés Granier Melo. Medina Sonda había sido capturado el lunes 13 en Cancún, Quintana Roo, por agentes de la Procuraduría General de la República (PGR), pero –trascendió– lo dejaron libre. “El aseguramiento de Medina Sonda es el resultado de un operativo conjunto entre la PGJ de Tabasco, la Procuraduría General de la República y la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol)”, destacó la dependencia en un comunicado. El sujeto, añadió, andaba “en calidad de procesado y prófugo de la justicia por el delito de sustracción de menores, los cuales estaban bajo el cuidado y custodia de la madre”. En su texto, la PGJE refirió que el socio de Sáiz Pineda fue capturado en Cancún, Quintana Roo, y que en breve será trasladado a esta capital. Considerado “hombre clave” en el saqueo a Tabasco, el nombre de Martín Alberto Medina Sonda saltó a la palestra en noviembre de 2007, cuando un avión Cessna 340 aterrizó en el aeropuerto de Mérida, Yucatán, con ocho millones de pesos en efectivo que fueron incautados por autoridades federales, procedentes de esta entidad y que Medina Sonda reclamó como suyos. “De acuerdo con declaraciones del piloto y el pasajero, Gerardo Beauregard Antonio y Héctor Partida González, respectivamente, el dinero que transportaban a bordo del Cessna 340 iba a ser destinado para la compra de tierras en Yucatán, sin embargo, no pudieron acreditar la procedencia cuando elementos del Ejército mexicano revisaron la aeronave y fueron detenidos y puestos a disposición del Ministerio Público de la Federación”, reseñó el diario yucateco Por Esto! en noviembre de 2007. A partir de este hecho, cuando Tabasco enfrentaba la peor inundación de su historia, se descubrió la sociedad entre Medina Sonda y Sáiz Pineda y el entramado de triangulación de fondos públicos del estado para la creación de por lo menos 100 empresas dedicadas a adquirir bienes inmuebles, terrenos, casas y negocios en Yucatán, Tabasco y otros estados del país. Una presunta red de lavado de dinero de la que, según las investigaciones, forma parte el exgobernador Granier Melo y varios socios yucatecos. Entre ellos, según el diario Por Esto!, se encuentra Rafael Acosta Solís, exsubprocurador de Yucatán durante la primera etapa del gobierno de Ivonne Ortega Pacheco, quien supuestamente adquirió 357 hectáreas en el municipio de Kanasín, conurbado a Mérida. En 2012, Medina Sonda arrebató a sus tres hijos a su exesposa Emma Gabriela Molina Canto, a quien incluso encarceló en Tabasco en complicidad con autoridades locales, supuestamente por haberle robado una camioneta, según denunció Ligia Canto, madre de Emma. Desde entonces la abuela de los menores encabezó protestas y denunció los negocios que su exyerno Medina Sonda mantenía con Sáiz Pineda, tanto en Mérida como en Tabasco y el Distrito Federal. En respuesta, Medina Sonda acusó a su exsuegra de clonación de tarjetas de crédito, por lo que fue encarcelada en el penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco. Casi de inmediato fue absuelta por falta de elementos para procesarla.

Comentarios