Atacan con bombas molotov oficinas del sindicato del IMSS en Oaxaca

lunes, 20 de octubre de 2014
OAXACA, Oax. (apro).- El ataque con bombas molotov contra oficinas de la Sección 28 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) provocó un incendio que consumió información sobre 11 mil afiliados, denunció el secretario general del gremio, Hugo Sarmiento Jiménez. Este atentado, dijo, es el cuarto en menos de tres semanas sin que haya resultados en las investigaciones de la Procuraduría General de Justicia del estado. Y lo peor de todo, añadió, es que el SNTSS “ha estado bajo asedio estás últimas semanas y ninguna patrulla de la Policía Estatal se ha presentado a vigilar y menos ayudar, y aquí están los resultados de su ineficiencia”. El líder sindical precisó que el ataque se registró a la una de la madrugada de este lunes en las instalaciones ubicadas en Díaz Quintas 412, en la parte norte de esta capital. De acuerdo con Sarmiento Jiménez, atentar contra el gremio que presta servicios médicos a dos millones 350 mil oaxaqueños es agredir lo más esencial, que es la salud. Asimismo, aseguró que las cámaras que se encuentran en la entrada de las oficinas fueron dañadas de manera premeditada, y posteriormente los agresores atentaron contra las instalaciones sindicales. Detalló que el siniestro causó afectaciones materiales a casi 80% del edificio en las plantas alta y baja, así como daños a 12 computadoras que contenían información de 11 mil afiliados –tres mil 500 jubilados, seis mil integrantes activos y mil 500 eventuales. Según reportes del Instituto Estatal de Protección Civil, los responsables del atentado dejaron un mensaje en el interior del inmueble con la leyenda “Fuera charros”, y presuntamente se trata de dos individuos que viajaban en un vehículo Volkswagen rojo. El pasado viernes 3, otro grupo hizo estallar bombas molotov en la puerta principal del mismo edificio, que causaron daños a la parte frontal. A ello se suma la averiguación previa 1061/SM/II/2/2014 que el SSTSS presentó en días pasados por la privación ilegal de 29 trabajadores que permanecieron retenidos durante nueve horas. Estos ataques al sindicato son resultado de la descomposición social que existe en la entidad y buscan desestabilizar por adelantando el proceso electoral para la sucesión en la gubernatura de Oaxaca, afirmó el líder del gremio. No obstante, advirtió, los grupos de poder que buscan desestabilizar al sindicato se equivocaron porque “no se pondrá de rodillas ni está desvalido”.

Comentarios