Paran operadores del Metro de Monterrey

lunes, 1 de diciembre de 2014
MONTERREY, NL (proceso.com.mx).- Miles de usuarios del Metro fueron afectados esta mañana por la suspensión de labores de la Línea 2, provocada por la protesta de un grupo de operadores que demandaron mejores condiciones laborales, incrementar la seguridad de los pasajeros y la restitución de un compañero despedido. Javier Garza Vida, director de la empresa Metrorrey, que administra el tren ligero propiedad del estado, informó que alrededor de quince empleados decidieron suspender labores, lo que afectó el tráfico de vagones entre las 07:40 y 8:10 de esta mañana, momento de mayor afluencia de personas que van a sus puestos de trabajo. Versiones de prensa señalan que los trabajadores inconformes eran más de 100. Aunque Garza dijo que el Metro dejó de funcionar únicamente entre el tramo de las estaciones General Anaya y Sendero, en el extremo norte de la línea, donde los operadores efectuaron una protesta pacífica, todo el sistema se colapsó en ese recorrido. Los operadores demandaron que sean mejoradas sus condiciones laborales, pues trabajan hasta siete días de la semana y la jornada de descanso que emplean para acudir a la oficina no es pagada como horas extras. Pidieron también que sea reintegrado a su actividad el operador Agapito Castro, cesado en meses pasados de su puesto por denunciar que el Metro opera en condiciones de inseguridad por falta de mantenimiento en las instalaciones. Garza Vidal por su parte, dijo en rueda de prensa que las actividades del Metro fueron reanudadas 30 minutos después de que fueran suspendidas, y aclaró que Metrorrey cuenta con hasta 30 conductores suplentes que pueden manejar los trenes cuando sean requeridos. Precisó que la protesta fue originada por supuestas condiciones de inseguridad en las instalaciones que, dijo, en realidad eran “problemas de estética”, por lo que el año entrante, en las líneas 1 y 2 serán invertidos en este rubro 45 millones de pesos. El funcionario aclaró que Agapito Castro no necesita ser reubicado, pues tiene un puesto en el almacén, aunque aclaró que no se ha presentado a trabajar desde el pasado 15 de septiembre. Explicó que una junta de directivos que observan casos particulares del área de Recursos Humanos analizó el caso de Agapito, y decidió reubicarlo, retirándolo del área operativa, sin explicar las razones. El operador reubicado se declaró en huelga de hambre el 16 de septiembre, en el exterior de la Estación Zaragoza, demandando su reinstalación, pues dijo que había sido cesado injustamente. El manifestante interrumpió el ayuno siete días después, por el compromiso de diputados panistas de respaldarlo en sus demandas. El 15 de octubre, Agapito se manifestó en el interior del Congreso de Nuevo León, buscando desplegar una manta en pleno quinto informe de gobierno del mandatario priista Rodrigo Medina de la Cruz, pero fue reprimido por escoltas del gobierno de Nuevo León, que impidieron que efectuara su protesta. Sobre la suspensión de labores de la línea 2, Metrorrey posteó en su cuenta de Twitter: “Ofrecemos una disculpa a nuestros usuarios por la situación actual, estamos por reactivar operaciones en breve”.