Estudiante de secundaria muere apuñalado por un compañero en Chihuahua

jueves, 13 de febrero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Como todas las tardes, Jorge Daniel González Estrada, de 14 años de edad, salió presuroso de su casa para ir a la Escuela Secundaria Técnica 29, en la ciudad de Chihuahua. Nunca imaginó que ese sería el último día que vería a sus padres. Al salir de clases, Jorge Daniel tuvo una discusión con otros compañeros de la secundaria. Los gritos subieron de tono y empezaron a golpearse. Uno de los alumnos enfureció, sacó un puñal de entre sus ropas y lo encajó en el pecho de Jorge Daniel. Afuera de la escuela, localizada en las calles Los Pinos y Rotarismo del fraccionamiento Los Pinos, al sur de la capital de Chihuahua, el padre del menor encontró a su hijo tirado en el suelo. Cuando vio la herida, de inmediato lo llevó a un hospital, pero los médicos nada pudieron hacer por salvarle la vida. De acuerdo con un reporte ministerial de la Fiscalía del estado, la riña y ataque mortal se registró alrededor de las siete de la noche del pasado miércoles 12. El cuerpo del menor, agregó, presentaba una lesión por arma punzocortante en el pecho. El pasado 20 de enero, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) destacó que con base en estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el primer lugar a nivel internacional con mayores casos de bullying en nivel secundaria. En un comunicado de prensa, el organismo presidido por Raúl Plascencia detalló que, de acuerdo con datos de la OCDE, poco más de 7% de los estudiantes de secundaria consultados para el estudio dijeron haber robado o amenazado a alguno de sus compañeros de escuela. En el boletín de la CNDH también se reportaron datos relacionados con el nivel de primaria. El 40.24% de los estudiantes de sexto grado de primaria declaró haber sido víctimas de robo, 25.35% ha sido insultado o amenazado, 16.72% golpeado y 44.47% dijo haber atravesado por algún episodio de violencia. Además, 11% de los estudiantes mexicanos de primaria dijo haber robado o amenazado a algún compañero. La CNDH precisó en aquella ocasión que el bullying va desde la agresión física, psicológica o emocional, hasta el maltrato sexual y violencia cibernética, que de forma reiterada puede llegar a excluir socialmente a los afectados. Ante tal panorama, subrayó que el combate a ese fenómeno requiere de un efectivo sistema de información sobre las dimensiones del problema y el grado de violencia que sufren los estudiantes. Advirtió que para erradicar el bullying se debe fortalecer una política escolar integral que involucre tanto al personal docente como a directivos, administradores, padres y madres de familia, así como tutores y estudiantes.

Comentarios