Dicen salesianos desconocer móvil para detención de sacerdote

viernes, 7 de febrero de 2014
PUEBLA, Pue. (apro).- La representación salesiana en México manifestó su “extrañeza” por la incursión de autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) en sus instalaciones de Puebla y por la detención del sacerdote Henry David Betancurt Morales, quien es relacionado con delitos de pornografía infantil. En un comunicado, la congregación católica, cuya misión se centra en la educación, manifiesta que desconoce el móvil por el cual se llevó a cabo la detención del clérigo salesiano de Puebla ocurrida la madrugada del jueves 6. “Manifestamos ante la opinión pública que desconocemos el móvil de este procedimiento y continuamos mostrándonos dispuestos a colaborar con las instancias oficiales en todo lo que sea posible”, puntualiza. La representación salesiana agrega que debido a que el proceso legal se lleva cabo, a fin de no obstruir su curso y de evitar especulaciones erróneas, “informamos que nos abstendremos de hacer declaraciones de cualquier índole en tanto no se emita un dictamen oficial sobre este procedimiento”. Por su parte, la arquidiócesis de Puebla se deslindó del sacerdote salesiano, Betancourt Morales, al puntualizar que será su congregación la que haga aclaraciones sobre este caso. “Por este conducto informamos que el padre Henry Betancourt, pertenece a la congregación de San Juan Bosco (salesianos), por lo tanto es competencia de sus superiores correspondientes atender su situación legal”, señala un comunicado emitido por la arquidiócesis. “Ellos han decidido asignar como abogado y vocero al Licenciado Daniel Beltrán. Sin otro asunto por el momento quedamos a sus órdenes”, concluye. El vocero de la arquidiócesis, Dante Pimentel Aguilar, en entrevista con los medios locales, se limitó a precisar que la postura del Episcopado Mexicano es de “cero tolerancia” para el abuso sexual en contra de menores. El sacerdote salesiano fue detenido la madrugada del jueves en el Oratorio Juan Bosco, ubicado en la colonia El Carmen, en el centro histórico de la ciudad de Puebla, por agentes de la Policía Federal (PF), presuntamente por pornografía infantil. Desde febrero de 2013, la PGR había llevado a cabo cateos en dos oratorios salesianos de esta ciudad, en los cuales había sacado computadoras y aparatos electrónicos para investigar una supuesta denuncia anónima contra sacerdotes de esa orden. El abogado Daniel Beltrán informó que el sacerdote ya fue enviado al penal de San Miguel, tras rendir su declaración ministerial, en la cual rechazó tener relación con los delitos que se le imputan.

Comentarios