Investigan presunto abuso sexual de menor en escuela de Michoacán

viernes, 7 de febrero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado de Michoacán investiga el presunto abuso sexual del que fue objeto una menor de siete años por parte de tres de sus compañeritos en la escuela primaria Hermanos Serdán de la ciudad de Morelia, Michoacán. Los hechos ocurrieron el pasado martes 4, cuando la menor se encontraba en el baño del colegio ubicado en el Fraccionamiento Cosmos. Minutos después, irrumpieron tres de sus compañeros quienes la despojaron de su ropa y la atacaron. Al enterarse del incidente, el padre de la niña, Paul Camarena Tello, presentó una denuncia en la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) y la Comisión Estatal de Derechos Humanos inició una queja de oficio tras la difusión del caso. En la querella, Camareno Tello acusó a las maestras y a la directora del plantel, Marta Bertha García Villegas, por incurrir en descuidos de esa naturaleza. Tras la denuncia, la directora del plantel que atiende a unos 600 alumnos, se comprometió a tomar medidas, como implementar talleres y conciliar con el padre de familia. Sin embargo el padre de la menor informó que debido a que interpuso la demanda ante el Ministerio Público, las maestras lo contrademandaron al argumentar que el padre de familia también las agredió. Camarena Tello, quien deberá atender un citatorio el próximo lunes, aceptó que se exaltó cuando recibió la noticia al recoger a su hija en la escuela, pero dijo a las mentoras que cómo esperaban que reaccionara cuando se enteró que su hija fue desnudada y atacada en el baño de la escuela. Según él, la molestia de la directora radica en que interpuso la denuncia. “Esperaban que el tema se tratara como se hizo con un caso de hace cuatro meses, cuando un niño amenazaba en los baños a otros menores con unas tijeras”. En ese caso, recordó, los padres del menor agresor optaron por sacarlo de la escuela, sin embargo, en el caso de su hija los niños todavía asisten a clases, por lo que su pequeña no puede regresar. En resumen, señaló el padre de la menor, “los maestros de la escuela están siendo muy tibios y minimizan el hecho”. Respecto de la atención que recibe su hija, Camarena Tello refirió que ya fue valorada psicológicamente por el Ministerio Público, la CEDH y espera la valoración de los psicólogos de la escuela. El padre de familia dijo que es desagradable estar en esa posición pero debía denunciar para que alguien se hiciera responsable. La directora de la escuela, rechazó que se minimice este caso pero justificó el “descuido” con la menor por la sobrepoblación que existe en el plantel. Cada grupo tiene unos 35 estudiantes, dijo, y no pueden vigilarlos a todos. Tampoco, afirmó, pueden entrometerse en un espacio privado como el baño. García Villegas se pronunció por buscar las causas del hecho, atender psicológicamente a los niños, más que darles una sanción, además de que la CEDH pidió buscar la conciliación con el padre de familia, refirió. Además, se comprometió a reforzar la vigilancia y la implementación de más talleres sobre el bullying, pero no especificó si habría sanciones mayores. José María Cázares Solórzano, presidente del CEDH, indicó que hace poco en la misma escuela hubo renuencia por parte de maestros y la directora para tomar un curso sobre la violencia escolar. Por ello dijo que pedirá el inicio de un proceso en contra de la maestra, por su omisión en el caso, ante la Secretaría de Educación Estatal. De hecho comentó que hoy se reunirá con el titular de esa dependencia, Jesús Sierra Arias, para abordar diversos temas sobre la protección de los derechos humanos en el sector educativo, y sobre la actuación del Consejo para la Prevención de la Violencia Escolar.

Comentarios