Toman maestros Congreso de Guerrero; rechazan homologación

lunes, 10 de marzo de 2014
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Integrantes del magisterio disidente tomaron la sede del Congreso local para exigir a los diputados locales que rechacen la homologación de las leyes secundarias de la reforma educativa impulsada por el gobierno federal. Por ello anunciaron que permanecerán hasta el miércoles 12 en la sede legislativa ubicada al sur de esta capital, donde desde las 6:30 horas arribaron poco más de 300 cetegistas para apostarse en los principales accesos y de esta forma impedir el ingreso de trabajadores y diputados. En rueda de prensa, el representante de la región Costa Grande de la Comisión Política de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), Manuel Rosas, advirtió a los legisladores que la deuda con el magisterio está pendiente y van a cobrarla en las próximas elecciones. El año pasado, los integrantes de la LX legislatura estatal, que dirige el diputado local perredista vinculado con el narco, Bernardo Ortega Jiménez, avalaron la reforma educativa impulsada por el gobierno federal, pese a las protestas que exhibieron la ausencia de capacidad política del gobierno de Ángel Aguirre. Es por eso que insistieron en su llamado a los diputados locales para que rechacen la modificación de la ley secundaria, con el propósito de homologar la reforma educativa federal con la estatal. Los miembros del magisterio disidente reiteraron su postura en el sentido de que la reforma impulsada por el gobierno federal y avalada por la mayoría de los Congresos estatales atenta contra los derechos de los trabajadores del sector educativo. A pesar de estar conscientes de que el sentido de la votación del Congreso de Guerrero no es determinante para influir en la homologación de las leyes secundarias con la reforma educativa, exigieron que los diputados locales rechacen la propuesta, con el fin de sentar el precedente de que en la entidad no se avala la disposición federal.  

Comentarios