Reactivan caso de estudiantes del Tec de Monterrey asesinados por militares

sábado, 15 de marzo de 2014
MONTERREY, N.L. (proceso.com.mx).- Organismos civiles y estudiantes reactivarán la investigación por el homicidio de los estudiantes del Tec de Monterrey, Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, perpetrado por militares el 19 de febrero del 2010, en el campus central de la institución. La hermana Consuelo Morales Elizondo, presidenta de Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac), informó que integrantes de la Asamblea de Estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), acudieron a ella para solicitar asesoría legal para revisar el caso. A partir de esta petición, se reunieron el pasado 3 de marzo en las oficinas de Cadhac alumnos representados por Enrique David Guerrero Medrano; los padres de Jorge Antonio, Rosa Elvia Mercado Alonso y Joel Medina; y Pereseo Quiroz Rendón, director de Amnistía Internacional (AI) México. Las instancias convocadas acordaron en esa junta que retomarían el caso, cuando están por cumplirse cuatro años de la ejecución extrajudicial de Mercado y Arredondo. El próximo miércoles 19 se realizará un evento encabezado por los integrantes de la Asamblea del Tec, en la que también participarán Cadhac y AI, señaló la hermana Consuelo. Como Cadhac será la instancia asignada para la asesoría legal de los familiares de las víctimas, en los próximos días será enviado un abogado a la Ciudad de México para que busque el expediente, al que no han tenido acceso, para que lo analice y comparta con los interesados los avances que hay sobre el caso. En 2013, al cumplirse tres años de la tragedia, estudiantes del Tecnológico de Monterrey encabezados también por Enrique David, se manifestaron en el cruce de las avenidas Luis Elizondo y Garza Sada, donde fueron abatidos sus compañeros, para denunciar que el expresidente Felipe Calderón incumplió su promesa de justicia. También se quejaron de que la Procuraduría General de la República (PGR) no ha limpiado los nombres de Jorge Antonio y Javier Francisco, a quien inicialmente se identificó como sicario. En esa manifestación pública los estudiantes reprocharon a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de carecer de información relacionada con el doble homicidio. El estado de la investigación se desconoce y el número de soldados de la Unidad Néctar Urbano 4 de la Secretaría de la Defensa Nacional que han sido procesados por los crímenes. En la recomendación 45/2010, con fecha de 12 de agosto del 2010, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reportó que los soldados intentaron hacer pasar a los estudiantes como pistoleros, sembrándoles armas, y los golpearon hasta matarlos. También que la PGR, la Procuraduría de Nuevo León y la Procuraduría de Justicia Militar obstaculizaron la investigación y casi no colaboraron. La CNDH dijo, en ese informe, que le resulta imposible determinar la identidad de los autores materiales del homicidio, aunque confirmó que en el delito fueron usadas armas y municiones de uso exclusivo del Ejército.

Comentarios