Dan "hueso" a esposa de dirigente del PAN en Irapuato

jueves, 20 de marzo de 2014
GUANAJUATO, Gto. (apro).- Andrea Leticia Chávez Muñoz, esposa del dirigente municipal del PAN en León, Alfredo Ling Altamirano, fue designada como presidenta de la Junta de Conciliación y Arbitraje (Julca) de Irapuato sin contar con servicio civil de carrera o experiencia en esa área. De acuerdo con información difundida por integrantes de la asociación civil Ciudadanos Hartos Guanajuato, quienes recabaron los datos en la Unidad de Acceso a la Información Pública del Ejecutivo, Chávez Muñoz –exdiputada en la LIX Legislatura– fue designada por el gobernador Miguel Márquez como titular de la Julca en agosto del año pasado. La panista es la única de los actuales titulares de esa instancia en la entidad que no alcanzó el nombramiento por concurso de oposición o por promoción. Anteriormente tampoco ocupó un solo cargo en el ámbito del derecho laboral o de las propias Julca, además de que no tiene experiencia en la materia. En contraparte, prácticamente todos los titulares de las Julca en el estado se desempeñaron por varios años como actuarios, auxiliares o secretarios, de acuerdo con la información que obtuvo el abogado Roberto Saucedo Pimentel, integrante de Ciudadanos Hartos. Según el currículum de Chávez Muñoz, cuenta con una licenciatura en Derecho por la Universidad del Bajío (actualmente La Salle Bajío), con especialidad en Notario Público, así como una maestría en Derecho Constitucional y Administrativo de la misma universidad, y un curso en materia de Derecho a la Información en la Universidad Complutense de Madrid. La esposa de Ling Altamirano fue diputada local por el PAN (partido en el que milita desde 1988) de 2003 a 2006, directora jurídica de la presidencia municipal de San Francisco del Rincón, y maestra y directora de la escuela de derecho de la La Salle Bajío, Entre las certificaciones entregadas a través de la Unidad de Acceso a la Información Pública al representante de Ciudadanos Hartos, también figura un diploma extendido a Chávez Muñoz por el taller “Negociación y liderazgo”, impartido en el Centro Fox en 2011. De acuerdo con la Unidad, el nombramiento de Chávez como presidenta de la Julca en Irapuato obedeció a la facultad legal del gobernador de hacer la designación directamente, y la postulación de la exdiputada, añade, surgió de la Subsecretaría del Trabajo del gobierno estatal, área de la Secretaría de Gobierno, supuestamente para suplir la vacante que dejó Salvador García García, quien en realidad fue “invitado” a presentar su renuncia. García García había ganado un concurso de oposición para ser presidente de la Julca en Irapuato. Sin embargo, para la designación de su sucesora no se conoció que hubiera otros aspirantes o perfiles entre los cuales el gobernador Márquez pudiera tomar la mejor decisión.