Denuncian presiones en asamblea del PAN en Guanajuato

domingo, 9 de marzo de 2014
GUANAJUATO, Gto. (proceso.com.mx).- Cerca de mil panistas guanajuatenses eligieron hoy a sus 15 representantes en el Consejo Nacional del partido, en una votación en la que hubo presiones para que algunos aspirantes declinaran, como lo denunció el senador Juan Carlos Romero Hicks, quien se negó a “bajarse” de la contienda y al final quedó en la lista aprobada por la asamblea. Unos minutos antes de la votación, el gobernador Miguel Márquez Márquez había pedido a la militancia reunida en el auditorio del estado que retomara y se apegara a los principios y valores del partido, particularmente a la honestidad, para que el PAN no se pierda como una opción política “decente y honorable”. “Nos están volteando a ver; quieren ver cómo se sostiene Acción Nacional en Guanajuato, la joya de la corona… no descansamos ni un solo día para demostrar que lo que hoy es el estado lo hemos construido los panistas en estas últimas décadas”, señaló Márquez Márquez. Incluso, Márquez subrayó que su principal aportación al panismo es gobernar apegado a los principios partidistas, para que a escala nacional se aprecie la diferencia de los gobiernos emanados del PAN y los de otros partidos. “Los panistas somos gente decente; los panistas llegaron para hacer el bien, no para servirse, no podemos perderlo… los valores no pasan de moda y eso es algo que la gente extraña de Acción Nacional”, agregó el gobernador. En ese momento del arranque de la asamblea, se daba por hecho que el exgobernador y actual senador Juan Carlos Romero Hicks no quedaría como consejero nacional en la lista final de 15 guanajuatenses, entre los que figuraron: El alcalde de Salamanca Justino Arriaga Rojas; el exsecretario particular del Juan Manuel Oliva, Román Cifuentes Negrete; Vicente Esqueda Méndez, actual magistrado del Tribunal de lo Contencioso y ex secretario general del partido; el exalcalde de Irapuato, Jorge Estrada Palero; el diputado federal José Luis Oliveros Usabiaga; el secretario de Desarrollo Social y Humano del estado Éctor Jaime Ramírez Barba; el senador Romero Hicks; el exalcalde leonés Ricardo Sheffield Padilla; el senador y exdirigente estatal Fernando Torres Graciano; el exsenador Ricardo Torres Origel; la funcionaria irapuatense Lorena del Carmen Alfaro; la exdiputada federal Cecilia Arévalo Sosa; la exregidora capitalina Mónica Susana Barrera; Rebeca González Pasini, funcionaria del comité estatal e integrante de la Comisión Nacional de Vigilancia del partido; la exalcaldesa de Celaya Rubí Laura López Silva y la diputada local Karina Padilla Ávila. A Romero Hicks se le veía fuera de los grupos dominados por el exgobernador Juan Manuel Oliva, del gobernador Márquez y la dirigencia estatal y el del diputado federal Luis Alberto Villarreal, y se hablaba de que había sido presionado para que declinara figurar en la propuesta para la elección de este domingo. Sin embargo, de forma sorpresiva, al final de la votación de los 987 delegados que participaron, quien quedó eliminado fue el exalcalde de Irapuato, Jorge Estrada Palero, actualmente integrante del Comité estatal, y quien fue colaborador directo de Romero Hicks en la Rectoría de la Universidad de Guanajuato y posteriormente en el gobierno estatal. Estrada Palero abandonó rápidamente el auditorio del estado y rechazó hacer declaraciones sobre lo que ocurrió. Sin embargo, el senador Romero Hicks confirmó a los reporteros que días atrás recibió “una amable invitación (para retirarse de la lista de candidatos al consejo) que inmediatamente decliné”. -¿Quién lo invitó?- se le preguntó. “No voy a entrar en detalles… lo dejo a tu imaginación”, respondió el senador y extitular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Romero Hicks se dijo fuera de una serie de grupos que tienen sus intereses dentro del partido. “Yo soy una persona libre y a eso llegué aquí. Tenemos que reconocer es que tenemos que partir del principio de que el partido es patrimonio colectivo de la sociedad, no es un patrimonio de sus militantes; que la fuerza del PAN son los ciudadanos, no son militantes, y sobre todo recordar que el objetivo de origen del PAN es ser escuela de democracia y fortalecimiento de ciudadanía, no llegar a cargos de elección popular o tener cargos de poder”. Calificó su inclusión en la lista de consejeros –que serán ratificados próximamente– como una victoria de aquéllos que no están en el corporativismo o en la visión patrimonialista “que otros compañeros lamentablemente tienen”, en Guanajuato y en otras partes del país. “Lamentablemente es una tentación a la que el partido está sujeto…en este momento debemos ser prudentes, incluyentes, conciliadores y autocríticos, porque el PAN está en vitrina”, dijo. Mientras que el dirigente estatal Gerardo Trujillo Flores negó tener conocimiento de las presiones ejercidas al senador Romero Hicks, aunque admitió que sí hubo un trabajo previo “de todos los grupos dentro del partido” en busca de llegar “a la lista más esbelta posible” para reducir la posibilidad de rispideces en la asamblea y tener “la menor competencia posible”. “No sé quién lo pueda presionar, finalmente hay una decisión de estar, de seguir, cada quien es libre de tomar decisiones de estar en el proceso”, dijo el presidente del comité estatal.

Comentarios