¡Fuera Graco!, exigen morelenses ante violencia e inseguridad

martes, 1 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Miles de morelenses salieron a las calles para protestar por la ola de violencia e inseguridad que afecta al estado y exigir la renuncia del gobernador Graco Ramírez, por incumplir con su promesa de acabar con la inseguridad en 18 meses. Desde tres puntos de Cuernavaca, la mayoría de los inconformes vestidos de blanco caminaron por las calles y convergieron en la plaza principal, frente al Palacio de Gobierno donde, la exigencia de seguridad se tradujo en la solicitud de renuncia del gobernador perredista. “¡Fuera Graco!” se leía en las mantas y coreaban también los manifestantes. “¡Nos fallaste!”, “Queremos un Morelos seguro” “Fuera (Jorge) Morales Barud por vendido”, reclamaba otra manta contra el alcalde de Cuernavaca. En la marcha organizada por la Coordinadora del Movimiento Ciudadano Morelense, según algunos asistentes, convivió el legítimo reclamo de la ciudadanía que exige frenar los secuestros, las desapariciones, las extorsiones, la violencia en general, y el oportunismo político. Participaron víctimas de secuestro, robos y asaltos, así como familiares de víctimas del crimen organizado. Más de 200 motociclistas abrieron paso a la marcha y aprovecharon rechazar las medidas anticrimen promovidas por el gobernador morelense como colocar matrículas sobre sus cascos y chalecos, de forma obligatoria, para que puedan transitar en el estado de Morelos. También marcharon empresarios, productores, líderes de organizaciones civiles como del municipio de Yautepec, primera demarcación que se sumó al Mando Único Policial y destacó la presencia del diputado federal del PAN, Luis Miguel Ramírez. Una foto suya con otros dos acompañantes circuló profusamente en redes sociales donde usuarios acusaron su oportunismo político. El gran ausente fue Javier Sicilia, poeta y fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad que nació justo en Morelos, donde su hijo y seis acompañantes fueron secuestrados y asesinados. No asistió porque –dijo– se trató de una convocatoria “partidizada”. “Está bien que pidan la renuncia de Graco”, pero –dijo– deben exigir las de los alcaldes de los 33 municipios. “Eso se debería de pedir, para ser coherentes, porque la salida de uno no resuelve nada (…) Vimos salir a Carrillo Olea, vimos salir al frívolo Sergio Estrada. ¿Se solucionó algo? Que se vayan todos”, ironizó. El propio Carrillo Olea dijo en entrevista con Carmen Aristegui, la mañana de este martes, que la marcha era legítima peri que en ella “se montaron” dos o tres, entre ellos el empresario Gerardo Becerra Chávez, vocero de la Coordinadora del Movimiento Ciudadano Morelense, quien “es enemigo acérrimo del gobernador”. En el mismo medio, Becerra Chávez dijo que detrás de la marcha no hay nadie más que ciudadanos y “gente que está harta y aburrida” de la violencia en el estado. Negó que su presencia en el movimiento tenga carácter político, porque el problema que derivó en su ruptura con el gobernador Graco Ramírez se dio en 1998 y no tiene que ver con la marcha. Sin embargo, afirmó que la marcha sí era para exigir la renuncia del gobernador, “en un acto de congruencia”. Durante la concentración en la plaza principal del zócalo de Cuernavaca, frente a los asistentes dijo: “Hoy estamos aquí, quienes sí tenemos memoria y hemos padecido los estragos del gobierno de Carrillo Olea, de Estrada Cajigal y Marco Adame, hoy estamos aquí, quienes le pedimos a Graco Ramírez que renuncie a la gubernatura (…) que renuncie a la gubernatura para que deje en el cargo a un morelense. “Hoy (estamos) aquí quienes censuramos la pasividad de los alcaldes, el contubernio de diputados locales y la conchudez del Poder Judicial, que se traduce en miedo e impunidad, hoy estamos aquí quienes exigimos un nuevo gobernador”, subrayó el empresario. Y advirtió que la de hoy fue la primera de muchas protestas que se realizarán en Morelos para exigir la renuncia del gobernador. “Hoy llenamos el Zócalo y la plaza de armas de Cuernavaca, llenamos el Zócalo de Morelos, quienes estamos hartos de la promesa incumplida de los 18 meses, y de los ataques contra ciudadanos que sólo piden respuestas serias a la ola de inseguridad que vivimos”, reclamó. A nombre de los inconformes pidió al gobernador que en breve presente su carta al Congreso de Morelos, para que deje la gubernatura y advirtió que de no hacerlo deberá someterse a un juicio de procedencia. La movilización fue vigilada por 20 observadores de la Comisión Estatal y Nacional de los Derechos Humanos, con el propósito de garantizar que hubiera libertad para manifestarse.

Comentarios