Se declara culpable detenido por asesinato de activista sinaloense

viernes, 23 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Fernando Rodríguez Valenzuela, se declaró hoy culpable del asesinato de la activista sinaloense Sandra Luz Hernández, por lo que podría alcanzar una pena de hasta 50 años de prisión por el delito de feminicidio. Poco después de las 11:00 horas Rodríguez Valenzuela fue llevado a la rejilla de prácticas del Juzgado Noveno de Sinaloa donde ya se encontraban representantes de distintos medios de comunicación. Sin embargo al preguntarle si estaba de acuerdo con la presencia de los periodistas, se negó y pidió que la diligencia se llevara a cabo a puerta cerrada. Durante más de una hora escuchó su propia declaración ante el ministerio púbico y la versión de los agentes que lo detuvieron. Al final se le preguntó si deseaba hacer alguna declaración ante el juez y el presunto homicida respondió que no y que aceptaba todos los cargos que se le imputan. Al término de la audiencia el director de Control de Procesos de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado, Jesús Arnoldo Serrano, dijo que en un plazo no mayor a 72 horas, Rodríguez Valenzuela recibirá auto de formal prisión y que podría alcanzar una pena hasta de 50 años en prisión. Sandra Luz, integrante del Comité de Madres con Hijos Desaparecidos, quien protestó durante meses en busca de una solución tras la desaparición de su hijo, fue asesinada a tiros el lunes 12 en Culiacán, Sinaloa, a plena luz del día. Desde aquel 12 de febrero de 2012, cuando personas armadas irrumpieron en su casa y se llevaron a Édgar Guadalupe Félix Hernández, Sandra nunca dejó de buscarlo. Según las investigaciones, el pasado domingo 11 de mayo una persona se acercó a Sandra Luz mientras se encontraba en un centro comercial y le dijo que alguien podía decirle dónde se encontraba Édgar. Un día después, tras una reunión con funcionarios de la PGJ, recibió una llamada que le precisaba dónde sería el encuentro con el supuesto informante. Al filo de las 16:00 horas, cuando caminaban por la calle Constitución, esquina con 20 de Septiembre, en la colonia Benito Juárez apareció su victimario, quien le disparó en la cabeza en repetidas ocasiones. En su declaración Valenzuela Rodríguez admitió haber ejecutado a Sandra Luz después de haber consumido drogas, y dijo que tomó la decisión de hacerlo porque supuestamente la activista era responsable del homicidio de su amigo José Ángel Benítez, El Zucaritas. Además de la investigación que lleva a cabo la PGJ sinaloense, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) inició una queja de oficio sobre el caso y prepara una recomendación para el estado. La CNDH revisará las declaraciones de Valenzuela Rodríguez, así como las acciones de la Procuraduría en torno a la protección de familiares de Sandra Luz.

Comentarios