Funcionaria de Moreno Valle es ahora comisionada de Transparencia

miércoles, 25 de junio de 2014
PUEBLA, Pue. (apro).- Alexandra Herrera Corona, exdirectora del Registro Civil de la administración estatal, rindió protesta como integrante de la Comisión de Acceso a la Información Pública (CAIP). Herrera Corona sustituyó en el cargo a Blanca Lilia Ibarra Cadena, la única integrante de la CAIP que en el sexenio de Rafael Moreno Valle se había distinguido por su independencia y compromiso con el acceso a la transparencia. Entrevistada después de rendir protesta ante el Congreso local, Herrera Corona aseguró que el hecho de haber sido funcionaria de la administración morenovallista no influirá en su desempeño y que se guiará por la legalidad. “La línea para mí es la legalidad. No se protege al gobierno ni a ningún gremio en particular, la función principal de la CAIP es ser el órgano que garantice el acceso o a la información”, afirmó. Al igual que Herrera Corona, los otros dos integrantes del órgano garante de la transparencia en la entidad, José Luis Fregoso Sánchez y Federico González Magaña, están vinculados con Moreno Valle. El primero fue asesor de Martha Erika Alonso –esposa del ahora gobernador– durante la campaña electoral de 2010, en la que aquel resultó electo, y González Magaña fungió como delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y fue asesor de la Coalición Compromiso por Puebla que postuló al ahora gobernador. Desde su llegada a la CAIP, ambos comisionados se han caracterizado por sobreseer y desestimar la mayoría de los recursos que interpusieron ciudadanos en demanda de que el gobierno estatal permita el acceso a la información pública. Por cierto una actuación muy diferente a la que tuvo Blanca Lilia Ibarra Cadena, quien en distintas ocasiones se enfrentó al gobierno morenovallista por elaborar dictámenes que lo obligaban a transparentar su administración. Incluso en abril de 2013 denunció que algunos de los dictámenes de la CAIP eran filtrados por los otros integrantes de la comisión al Ejecutivo estatal para que los funcionarios pudieran preparar una respuesta a las resoluciones. Ahora ella ya no está. La Comisión de Acceso a la Información Pública de Puebla quedó en manos de tres comisionados que tienen como coincidencia su relación con el gobernador en turno.

Comentarios