Por fanatismo religioso, padres atan a su hijo a una ventana

jueves, 26 de junio de 2014
XALAPA, Ver., (proceso.com.mx).- Un menor de edad atado por sus padres con pañuelos y cintas a la ventana exterior de su domicilio ha dado la vuelta al ciberespacio y llamado la atención de las autoridades de Veracruz. El peculiar castigo al que es sometido “Pablo” fue denunciado por vecinos de la colonia Américas en la periferia de Xalapa, quienes optaron tomaron fotografías del menor y de sus padres para difundirlas en las redes sociales. Ayer por la tarde, la Procuraduría General de Justicia (PGJE) y la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del DIF citaron a los padres de “Pablo” para iniciar las diligencias correspondientes, sin embargo, hasta el momento los padres han hecho caso omiso a dicho citatorio. En las redes sociales, los vecinos del menor de entre 4 y 5 años de edad aseguran que este castigo es recurrente y se debe a la “influencia cristiana” de sus padres, quienes viven en la calle Descubrimiento de América, número 14 de la colonia Américas, en la periferia de Xalapa. “Ellos, influenciados por la religión, son quienes fomentan este tipo de correcciones”, han expuesto en Facebook. Los vecinos aseguran que los otros hermanos de “Pablo” también son víctimas constantes de maltrato infantil. El DIF estatal ya estuvo en el domicilio de los agresores para efectuar las investigaciones correspondientes, pero no han podido hablar con los padres, exponen los vecinos. El vocero del gobierno de Veracruz, Alberto Silva Ramos, aseguró en su cuenta de Twitter que “se hará justicia”, además de garantizar la integridad y seguridad de los menores –“Pablo” y sus hermanos- a través del sistema DIF. Expuso que la PGJ actúa con el rigor y la fuerza que la ley le permite para castigar a los culpables de este “incalificable” acto. "Como parte de las tareas de investigación, la PGJ recaba los testimonios de familiares, de vecinos y de las redes sociales, para conocer las circunstancias y proceder en contra de los presuntos responsables”, expuso la Fiscalía de Veracruz en un comunicado girado la noche del miércoles. Sin embargo, "Pablo" y sus hermanos aún no han sido puestos bajo custodia de algún albergue del DIF estatal.

Comentarios