Gobierno de Colima tarda 24 días en responder a solicitud de audiencia de huelguistas

martes, 3 de junio de 2014
COLIMA, Col. (apro).- Veinticuatro días tardó en llegar la respuesta del gobierno estatal a los catedráticos universitarios en huelga de hambre, quienes habían solicitado “con carácter de urgente” una audiencia con el gobernador Mario Anguiano Moreno para buscar una solución al conflicto. Firmado por Guillermo Adame Fuentes, secretario particular del mandatario, el oficio 1151 no establece, sin embargo, una fecha para la reunión, sino que sólo notifica al Comité de Apoyo a los Universitarios en Huelga de Hambre que su petición fue registrada con el folio 1385 y turnada para su atención a la Dirección de Giras y Audiencias Públicas del Gobernador, “a la que estimaré se comuniquen o dirijan para que les informen sobre su resultado”. El pasado 6 de mayo, el comité de apoyo a los huelguistas entregó una carta en el despacho del gobernador en la que le solicitó la reunión “para establecer la agenda de las negociaciones para lograr en forma definitiva y permanente el cumplimiento de los acuerdos firmados hace más de un año por el rector” para iniciar la transparencia del Fondo Social de Apoyo al Pensionado (Fosap) de la Universidad de Colima. Tras apelar a la sensibilidad de Anguiano Moreno “como universitario y gobernador para solucionar este serio problema”, el comité advirtió entonces: “El estado de salud (física) y emocional de nuestros compañeros universitarios se deteriora día a día. Familiares, amigos, universitarios y la sociedad de Colima exigen su inmediata intervención para que el rector cumpla con los acuerdos firmados, se detenga el terrorismo laboral en la Universidad de Colima y se reconozca al Comité Ejecutivo Central del sindicato universitario”. El documento de respuesta del secretario particular se encuentra fechado el mismo 6 de mayo, pero —a pesar de que el campamento de los huelguistas está frente al Palacio de Gobierno— fue despachado por correo postal hasta el 16 de mayo y entregado a los representantes de los huelguistas el viernes 30 de mayo, informó Sergio Elenes Zepeda, vocero del movimiento. Este lunes 2, dijo, se comunicó a la Dirección de Giras y Audiencias Públicas del Gobernador, donde le informaron que aún no se encuentra programada la fecha para que el gobernador reciba a los huelguistas y a miembros del comité de apoyo. A estas alturas, por complicaciones de salud los catedráticos Javier Herrera Báez y José Miguel Rodríguez Reyes suspendieron el ayuno, en tanto que los cinco restantes —Leonardo César Gutiérrez Chávez, José Jesús Lara Chávez, Pedro Vidrio Pulido, J. Jesús Ponce Ochoa y Herminio López Ramírez— ya muestran los estragos de 35 días en huelga de hambre. Aunque el viernes 30 el delegado de la Secretaría de Gobernación, Víctor Manuel Gandarilla Carrasco, anunció que mediará en el conflicto y se reunió con dos representantes de los ayunantes, Sergio Elenes indicó que hasta este martes el funcionario federal no les ha informado si ya se reunió con el rector, José Eduardo Hernández Nava, y con el gobernador, para tratar de convenir un encuentro entre las partes. En rueda de prensa, Elenes anunció que representantes de sindicatos y centrales nacionales de trabajadores estarán este miércoles en Colima para apoyar el movimiento de los huelguistas, entre ellos Martín Esparza, del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), así como dirigentes de sindicatos de universidades como la Autónoma de México (UNAM), Autónoma Metropolitana (UAM), Autónoma de la Ciudad de México (UACM ), Autónoma de Chapingo (UACH), Autónoma de Puebla (UAP), entre otros. Por la tarde se realizará una marcha silenciosa en respaldo a las demandas de los catedráticos de la Universidad de Colima y al final se realizará un mitin en el Jardín Libertad, con la participación de los líderes sindicales. Así también, los dirigentes de los sindicatos nacionales tratarán de reunirse con el gobernador, Anguiano Moreno, para abordar la situación del conflicto, luego de que el pasado 30 de mayo le solicitaron una audiencia a través de una carta firmada por decenas de organizaciones de trabajadores.

Comentarios