Detienen a policía estatal en Tabasco; es hermano del secuestrador 'El Perro'

sábado, 12 de julio de 2014
VILLAHERMOSA, Tab. (proceso.com.mx).- En cumplimento a una orden de presentación, el policía estatal Wilbert Márquez Bautista, hermano de Jeremías Márquez Bautista, El Perro, fue detenido la tarde de este viernes 11 entre las comunidades Casa Blanca y el ejido José María Pino Suárez del municipio de Cunduacán, según la Coordinación Nacional Antisecuestros. El Perro fue detenido por agentes federales e implicado en 41 secuestros y 23 extorsiones en Tabasco. La detención del policia Wilbert Márquez ocurrió momentos después que en la Secretaría de Gobernación, en la Ciudad de México, el coordinador general Antisecuestro, Renato Sales Heredia y el procurador general de Justicia de Tabasco, Fernando Valenzuela Pernas, dieran a conocer la detención de El Perro como presunto responsable de al menos 41 secuestros en la entidad. Sales Heredia informó que Márquez Bautista operaba en la zona de Chontalpa, donde encabezaba un grupo de secuestradores que son investigados por 23 plagios en el municipio de Cárdenas, ocho en Cunduacán, tres en Comalcalco, tres en Centro, dos en Jalpa de Méndez, uno en Huimanguillo y otro más en Paraíso. Uno de los plagios atribuidos a esta banda es la del notario público Heberto Taracena Ruiz, quien en mayo de 2013 dio fe del hallazgo de casi 100 millones de pesos en efectivo en la comunidad de Lomitas, Nacajuca, atribuidos a José Manuel Saiz Pineda, extesorero de Andrés Granier Melo, ambos presos. Jeremías Márquez fue capturado el pasado 3 julio junto con su pareja sentimental Fabiola López, y por información que proporcionó, se detuvieron otros miembros de su banda. En noviembre de 2012, ya había sido detenido por la policía municipal de Cunduacán junto con dos cómplices, pero fueron liberados a cambio de una multa porque sólo se le acusó de falta administrativa. El procurador Valenzuela Pernas destacó que la nueva captura de Márquez Bautista no se trató de una labor al azar, ni de la casualidad, sino fruto de la coordinación con las fuerzas federales. Afirmó que aunque no es tiempo de echar “campanas al vuelo”, el delito de secuestro ha disminuido en el estado, pues en los meses de mayo y junio descendió 30%. Recordó que en el momento más crítico, Tabasco ocupó el quinto lugar nacional y actualmente no se encuentra ni dentro de los primeros siete estados con más casos. Asimismo, el funcionario celebró que las denuncias ciudadanas hayan aumentado hasta en un 65 por ciento.

Comentarios