Tras descalabro en Coahuila, lanza PAN campaña nacional de afiliación

martes, 8 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El triunfalismo del presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Gustavo Madero, sintetizado en “el camino ganador”, lema de su reelección, se desvaneció en las elecciones de este domingo 6: con la derrota total en Coahuila, sólo la alianza con el PRD en Nayarit evitó una debacle absoluta. Quizá por eso, tras unas breves quejas contra los gobernadores de ambos estados, Madero ha preferido ocultarse y establecer, junto con el Comité Ejecutivo Nacional, “la ruta crítica rumbo a las elecciones de 2015”, pero también lanzar una nueva campaña de afiliación para atraer militantes. En efecto, este martes Madero solicitó al Registro Nacional de Miembros, encabezado por la creelista Carmen Segura, “emprender una nueva campaña nacional de afiliación para identificar y atraer a más ciudadanos interesados en participar en política y ser parte de la modernización de México desde Acción Nacional”. El PAN informó que Madero, acompañado por el secretario general, Ricardo Anaya, resaltó ante los secretarios del CEN la importancia de las elecciones del próximo año, cuando estarán en juego nueve gubernaturas, 300 diputaciones federales, 200 de representación proporcional, 17 Congresos estatales y mil 9 alcaldías. “Asimismo, destacó que el PAN ha ganado seis capitales de estados en 12 meses, que son Aguascalientes, Mexicali, Saltillo, Tepic, Tlaxcala y Puebla”, puntualizó el comunicado del CEN emitido la tarde de este martes, que en efecto incluye la capital de Nayarit entre los logros de Madero. Sin embargo, el presidente nacional del PAN omite la derrota total en Coahuila, donde no ganó un solo distrito, pese a que, apenas el año pasado, ganó cuatro de los seis más importantes municipios del estado: Saltillo, Monclova, Sabinas y Acuña. La contundente derrota en Coahuila también se produjo pese a que en 2012 el PAN ganó el Senado y tres de las siete diputaciones federales: III de Monclova, VI de Torreón y VII de Saltillo. En las elecciones de este domingo en Coahuila, por cierto sometido a elecciones cada año, Acción Nacional retrocedió a niveles de 2011, cuando Rubén Moreira ganó la gubernatura y el PRI venció en todos los distritos. A raíz de esas elecciones, el PAN sólo conquistó dos diputados plurinominales, un grupo parlamentario que, por cierto, se denomina “Margarita Zavala Gómez del Campo”, nombre de la esposa de Felipe Calderón. La catástrofe electoral del PAN este 2014, antesala de la elección federal del próximo año, sólo se evitó con la alianza “de facto” que estableció con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Nayarit, cuya capital le fue arrebatada al PRI. Además de la capital, el PAN ganó Xalisco y Ahuacatlán, pero perdió cinco que ganó hace tres años: Amatlán de Cañas, Compostela, Ixtlán del Río, Jala y La Yesca. Sólo ganó dos distritos de mayoría, dos menos que hace tres años. Así que, si bien conquistó Tepic, la capital –clave para la gubernatura dentro de tres años–, el Partido Acción Nacional observó un retroceso también en Nayarit, sólo atenuado por sus socios perredistas…  

Comentarios