Protestan contra detención de abuela que busca recuperar a sus nietos

lunes, 11 de agosto de 2014
MÉRIDA, Yuc. (apro).- Activistas pro derechos humanos protestaron este lunes contra el encarcelamiento de Ligia Teresita Canto Lugo, quien desde hace dos años emprendió una batalla para recuperar a sus nietos, quienes le fueron arrebatados por el padre de éstos, el influyente empresario tabasqueño Alberto Medina Sonda. La manifestación de aproximadamente cien personas, entre ellos reconocidos políticos locales, como la panista Ana Rosa Payán Cervera, arrancó con una concentración en el Monumento a la Patria, de donde partieron hacia el Paseo de Montejo y, después de cruzar el centro de esta capital, concluyeron su protesta con un mitin y un plantón a las puertas del palacio de gobierno. En ese lugar demandaron la liberación de Canto Lugo, detenida la semana pasada por agentes de la Policía Federal Ministerial y trasladada a Jalisco, en cumplimiento a una orden de aprehensión obsequiada por el Juzgado Octavo de Distrito, José Reynoso Castillo, por clonación de tarjetas de crédito, delito considerado grave y que no permite la libertad bajo fianza. Ligia Teresita Canto Lugo es madre de Emma Gabriela Molina Canto, expareja de Martín Alberto Medina Sonda –socio de José Manuel Saiz Pineda, extesorero del gobierno de Tabasco–, a quien aquella acusó de aprovechar sus influencias en el gobierno de Yucatán para arrebatarle a sus hijos y mantenerla encarcelada desde 2012. El caso de la mujer de 68 años, quien en eventos recientes increpó públicamente al presidente Enrique Peña Nieto y al gobernador Rolando Zapata Bello para exigirles justicia en el caso de sus nietos, fue comparado por los manifestantes con el de “Mamá Rosa”. “¿Dónde está Ligia? En la cárcel, por pelear por su familia. ¿Dónde está mamá Rosa? En su casa por prostituir menores y tener amigos influyentes”, se leía en una de las pancartas exhibidas durante la manifestación de apoyo a Canto Lugo y su hija. Por separado, la familia Molina Canto difundió una carta abierta dirigida a Peña Nieto y a instancias de procuración e impartición de justicia en México, así como a organizaciones civiles y de derechos humanos nacionales e internaciones, y a la sociedad en general, para demandar justicia. En la misiva piden auxilio para acabar con el acoso judicial emprendido por Medina Sonda, quien con delitos fabricados logró encarcelar a su esposa y su suegra. “Somos una familia de ciudadanos y ciudadanas comunes, trabajadoras, y que luchamos en el día a día para afrontar los retos que la vida nos presenta. Pero ahora estamos de cara a la desgracia, la incertidumbre y el asombro de ver paulatinamente cómo nos van desapareciendo uno a uno, sin que exista la intervención de alguna instancia que nos proteja, detenga esta violencia y haga justicia”, apuntan. La familia precisa en su escrito: “Primero fueron nuestros sobrinos Mariana, Martín e Isabella (Medina Molina), hijos de nuestra hermana Emma Gabriela Molina Canto y su esposo Martín Alberto Medina Sonda. Ese mismo día (25 de mayo de 2012) nuestra hermana fue detenida con violencia, trasladada al CRESET de Villahermosa y encarcelada cuatro meses por un delito fabricado por su aún esposo”. Ligia Teresita Canto Lugo, añaden, “ha luchado por la libertad de mi hermana y la recuperación de los tres pequeños. Emma Gabriela se encuentra exiliada por otros delitos fabricados y con orden de aprehensión y reclusión al penal de Santa Marta Acatitla. Pero hoy nuestra madre tampoco está con nosotros, porque fue detenida y trasladada al penal de Puente Grande en Jalisco. En esa misma denuncia también está implicado nuestro hermano Guillermo y nuevamente Emma Gabriela”. Y más: “La avalancha de delitos fabricados, el hostigamiento, persecución, acoso e inseguridad que estamos viviendo tiene a tres miembros de nuestra familia envueltos en un entramado legal fabricado y a los tres pequeños desaparecidos de nuestra querida Mérida”. Asimismo, destacan que su situación, “lejos de solucionarse se va agravando cada vez más, se va intensificando y nos va mermando como familia. Nuestra angustia crece a medida que los días pasan. No tenemos recursos económicos para afrontar los litigios, no tenemos influencias ni relaciones de poder, no poseemos más que nuestra voz para manifestar que queremos la solución y nos permitan vivir en paz y tranquilidad”. La famita señala que su madre, jubilada del ISSSTE, “nunca imaginó que la relación de su hija Emma Gabriela con Martín Alberto Medina Sonda se tornaría un calvario que llegara a estas dimensiones”, y resaltan a que a Medina Sonda “siempre se le respetó y se le abrieron las puertas de la familia hasta que decidió abandonar, despojar e intensificar el trato violento hacia nuestra hermana”. Luego de desearle felicidad a quien encarceló a su hermana y a su madre, sostienen que Emma Gabriela “ha sido muy clara en que puede trabajar, sacar adelante a los hijos con el apoyo de toda la familia, y que no le pide a Medina Sonda más que a los niños”. Y exigen al empresario tabasqueño que “deje en paz a nuestra familia, que cese la violencia y la fabricación de delitos a nuestra familia, porque a todas luces es él quien a través de sus abogados quiere destruir la felicidad y armonía que nos une como familia y como ciudadanos comunes y corrientes”.

Comentarios