Vinculan a proceso a psiquiatras acusados de la muerta de su colega

jueves, 28 de agosto de 2014
MÉRIDA, Yuc. (apro).- Los médicos Luis Enrique Lara González y Pablo Santos García Gutiérrez, presidente del Colegio de Psiquiatras de Yucatán y responsable del área de psiquiatría de la clínica T1 del IMSS, respectivamente, fueron vinculados a proceso, por el homicidio de su colega Felipe de Jesús Triay Peniche. En la audiencia, que inició ayer por la mañana y concluyó en los primeros minutos de este jueves, el juez Segundo de Control, Luis Edwin Mugarte Guerrero, admitió los datos de la parte acusadora, por lo que los implicados, también psiquiatras de profesión, continuarán bajo proceso y sujetos a la medida de prisión preventiva los próximos seis meses, ya que por la gravedad del delito no alcanzan fianza. El juzgador también estableció un plazo de seis meses para emitir el fallo y dio dos meses más a la Fiscalía General del estado (FGE) para que reúna los elementos de prueba contra los acusados, quienes durante los alegatos se declararon inocentes. De acuerdo con la FGE, Triay Peniche fue asesinado el sábado 16 en el departamento de García Gutiérrez, ubicado en la colonia García Ginerés de esta ciudad. Cinco días después, apuntó, su cadáver mutilado se localizó en el interior de su propia camioneta, abandonada en el estacionamiento de un supermercado en la colonia Ciudad Caucel. Lara González y García Gutiérrez, de 35 y 33 años de edad, son señalados como autores intelectual y material del crimen, respectivamente. En la audiencia, García Gutiérrez –cuya defensa quedó a cargo de su padre Edilberto Santos García Díaz y su hermano Luis Alberto– insistió en su inocencia y aseguró que la FGE, mediante torturas, le obligó a firmar una confesión para que se asumiera como autor material del asesinato de Triay Peniche e inculpara como autor intelectual a Lara González. Dijo que fue detenido y golpeado por encapuchados que lo colgaron de un gancho para obligarlo a confesar. Según la Fiscalía, Lara González, quien también insistió en su inocencia, acordó pagar 150 mil pesos a García Gutiérrez por el asesinato de Triay Peniche, y que le dio un anticipo de 60 mil pesos. Expuso, asimismo, que las partes mutiladas del cuerpo fueron depositadas en dos cajas de cartón que se encontraron en el departamento donde se cometió el homicidio. En el sitio, agregó, se encontró cinta canela con la huella del presunto autor material, entre otros objetos relacionados con el crimen, así como una identificación de Lara González. No obstante, éste aseguró que los policías que lo detuvieron le quitaron la credencial y luego la “sembraron” en el lugar de los hechos para implicarlo en el homicidio. La dependencia señaló que el monitoreo del sistema de cámaras de video de la Secretaría de Seguridad Pública, estudios de planimetría, levantamiento de huellas, pruebas de luminol para detectar rasgos de sangre y exámenes químicos contribuyeron a la localización de los presuntos responsables.

Comentarios