Dan a militar control de alcoholes de Reynosa, Tamaulipas

sábado, 30 de agosto de 2014
REYNOSA, Tamps. (proceso.com.mx).- Como parte de la estrategia de seguridad impuesta por la federación en Tamaulipas, fue designado como jefe de Alcoholes en esta frontera el capitán de infantería Agustín Medina Miranda. Al anunciar ayer su plan para regularizar los establecimientos que expenden vinos y licores, el nuevo funcionario explicó que actualmente hay 168 negocios de los denominados giros negros en Reynosa, de los cuáles, 32, equivalentes al 20 por ciento, trabajan de forma irregular y ya fueron clausurados, declaró a la prensa local. Los cierres son efectuados en operativos en los que participan el Ejército y la policía federal, explicó el director de Sanidad y Alcoholes. Explicó que la regularización de los bares, cantinas, antros y depósitos en esta ciudad forma parte la estrategia de seguridad que conduce el gobierno de Tamaulipas, desde que inició el plan apoyado por la Federación, el pasado 13 de mayo. El capitán Medina precisó que desde su oficina serán controlados los giros negros, y se dará el visto bueno a la documentación que presente cada uno de los interesados en abrir un nuevo negocio o tener en regla el que ya está en funcionamiento. Para mantener ordenados los giros negros, emprenderá operativos en todos los establecimientos, con una revisión en las instalaciones y la documentación en regla de los apoderados legales. Según fuentes de prensa reynosenses, numerosos establecimientos nocturnos en esta ciudad fronteriza, se abstenían de pagar sus impuestos al municipio por orden de los grupos criminales, que los tenían a cuota. Los recorridos de inspección encabezados por militares y elementos de la PF serán semanales, entre jueves y domingos, las 24 horas, aunque excepcionalmente, puede haber visitas cualquier día del año, aclaró Medina. Con la llegada del capitán de infantería, enviado por la secretaría de la Defensa Nacional, se refuerza la militarización en las áreas estratégicas de seguridad en Reynosa. El actual secretario de Seguridad Pública es el coronel Laurencio Ordaz Benítez, asignado por la Policía Estatal Acreditable, que asumió la vigilancia de la ciudad tras la disolución de la policía municipal. El encargado de tránsito es José Valentín López, capitán del Ejército Mexicano.    

Comentarios