Obispo de Huajuapan de León oficia misa en memoria de periodistas asesinados

lunes, 26 de enero de 2015
HUAJUAPAN DE LEON, Oax. (apro).- Por su valentía para informar a costa de su propia vida, el obispo Teodoro Enrique Pino Miranda ofició una misa en honor del gremio periodístico. En el marco de la fiesta de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas, el prelado hizo alusión a los crímenes de la corresponsal de la revista Proceso, Regina Martínez, y de Gregorio Jiménez de la Cruz, Alberto López Bello y Moisés Sánchez Cerezo. “A ellos, de una manera especial, quiero dirigirme en este día de imitación de nuestro Santo Patrono, que no tuvo miedo de las amenazas que sufrió y de los atentados de muerte, pero no olvidemos que Dios, si día con día lo tenemos presente, será nuestro gran protector, así como nuestros hermanos periodistas y personas allegadas nos brindarán su apoyo que nos permita trabajar en esta gran labor que nuestra sociedad necesita”, dijo en su homilía. Delante del mayordomo Eduardo Cruz Silva y un grupo de periodistas de la región mixteca el obispo de Huajuapan hizo un llamado a la sociedad para tener un mayor acercamiento y solidarizarse con el gremio periodístico que, subrayó, ha tenido el valor de dar un paso a muchos desafíos a costa de su propia vida. “La verdad y la justicia que hay que defender no es un lenguaje que se escucha en algunos sectores de la población por lo intereses que manejan y por la fuerza que la verdad y la justicia sigue teniendo para los cambios, que miramos indispensables para poder tener un mundo mejor”, pregonó. Al término de la ceremonia religiosa se realizó el cambio de mayordomos de San Francisco de Sales 2015 y Eduardo Cruz Silva entregó el cago a los periodistas Juan Pablo Montes, Briselda Sarabia, Gerardo Cruz y Gabriela Martínez. Montes recordó a la periodista Regina Martínez, asesinada el 28 de abril de 2012, a quien conoció y “al saber su muerte me dio tristeza y mucha rabia y coraje sobre todo por la impunidad que existe en Veracruz donde yo estudié mi carrera. Su muerte no fue en vano porque nos motivó a organizarnos y protegernos”. También fueron recordados las periodistas triquis Teresa Bautista Merino y Felicitas Martínez Sánchez, de la radio comunitaria “La Voz que Rompe el Silencio”, asesinadas el 7 de abril de 2008. A la fecha, su muerte sigue impune. Como resultado de este encuentro de periodistas de la mixteca junto con el Grupo Prensa Oaxaca acordaron sumarse a la conformación de una red estatal para capacitar al gremio y, sobre todo, dar respuesta a las agresiones de las autoridades, las supuestas organizaciones sociales y caciques.

Comentarios