Desmiente SCT a gobierno de NL en caso de línea 3 del Metro

lunes, 5 de enero de 2015
MONTERREY, N.L. (apro).- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) desmintió este lunes al gobierno de Rodrigo Medina luego de señalar que la construcción de la Línea 3 del Metro será concluida hasta marzo de 2016, y no durante este año electoral. La administración del priista Medina de la Cruz había señalado que las obras del tren ligero, que unirá esta capital con el vecino municipio de San Nicolás hacia el norte, quedarían concluidas en agosto próximo, después de las elecciones y dos meses antes de que mandatario culmine su gestión, el 3 de octubre. Sin embargo, en un boletín difundido hoy la SCT plantea una fecha de culminación siete meses después de lo anunciado por el gobierno estatal. El sistema, añade la SCT, “atenderá una demanda estimada de 116 mil pasajeros diarios y beneficiará a más de 2 millones de habitantes de la zona metropolitana de Monterrey, cuya obra se estima concluir en marzo de 2016”. El comunicado destaca que los trabajos, que iniciaron en octubre de 2013, tienen 50% de avance. “Forman parte de los compromisos de gobierno anunciados por el presidente Enrique Peña Nieto el primer día de su administración”. La Línea 3 está formada, en su primera sección, por un viaducto subterráneo de 600 metros, construido bajo la zona denominada Barrio Antiguo, a un costado de la Macroplaza, que registra un avance de 83%. El tramo más largo, que reporta un avance de 46%, es elevado, con una longitud de siete kilómetros, a lo largo del cual hay ocho estaciones. El costo total es del proyecto es de 5 mil 700 millones de pesos, de los que 32% corresponde a inversión estatal; 35% a aportaciones privadas, y el 33% restante al prometido apoyo federal. Por su parte, el secretario de Obras Públicas en la entidad, Luis Marroquín Salazar, buscó rebatir esta noche el anuncio de la SCT, al afirmar que la Línea 3 quedaría concluida en agosto, de acuerdo con el plan estatal, y no como lo plantea el gobierno de Peña Nieto. El funcionario estatal explicó que la obra tiene un avance de 55% y que la dependencia federal se confundió con un trámite administrativo que efectuó la entidad con el consorcio que emprende la obra. “Hace dos meses, en una revisión que hacemos por el volumen de obra y modificaciones que ha habido en el proceso, se hizo un convenio modificatorio por volúmenes. Entonces la ley prevé que se tienen que modificar los plazos, únicamente como trámite administrativo”, justificó. En las gráficas de la administración nuevoleonesa, añadió, los trabajos avanzan a un ritmo que les permitirá terminar la obra dentro de ocho meses, en agosto próximo, pues ya fueron concluidas las etapas más complicadas, que eran el tramo subterráneo y la instalación de los pilares que sostendrán en lo alto las trabes sobre los que pasarán los trenes.