Echan del ayuntamiento de Monterrey a adversarios de Arellanes

viernes, 13 de febrero de 2015
MONTERREY, (apro).- El Ayuntamiento de esta capital cesó a por lo menos 12 funcionarios que admitieron su afinidad con el grupo político contrario al de la alcaldesa con licencia, Margarita Arellanes Cervantes, precandidata del PAN a la gubernatura. Esta mañana un grupo de guardias se apostó en las entradas de las oficinas del Palacio Municipal para impedir el ingreso de los simpatizantes de Felipe de Jesús Cantú Rodríguez, el otro aspirante panista. De acuerdo con los afectados, la revancha que fraguó Arellanes fue ejecutada por Paola Mata, afín al grupo político de la alcaldesa. Los 12 trabajadores fueron eliminados de la nómina por haber externado su apoyo a Felipe de Jesús Cantú Rodríguez, a quien Arellanes se enfrentará en la elección interna del próximo domingo 15 para determinar quién será el abanderado del PAN a la gubernatura. La noche del jueves, Brenda Velázquez, exdirectora de Normatividad, escribió en su cuenta de Facebook un mensaje en el que confirma su salida, después de más de dos años de permanecer en el puesto. “Lo único que lamento es que varios padres y madres panistas-nicolaítas que trabajaban en Monterrey hayan sido despedidos por cuestiones políticas y por no pensar igual. De mujer a mujer te digo, Margarita, que esperaba más sensibilidad. Estoy desempleada pero ya saben que, como quiera, siempre estoy a sus órdenes. Muchas gracias! Buenas noches!”. Otros trabajadores despedidos son: Marcos García, director de Ingeniería Vial; José Rogelio Saucedo González, coordinador de Atención Ciudadana; Martín Rodríguez Méndez, coordinador operativo, e Israel Cervantes Carrillo, rector de la Academia de Policía. En la lista también están, entre otros, Alfredo Gaona Cervantes, director operativo; Manuel de Jesús García, director de Empleo y Desarrollo; Eustolia Yadira Gómez, empleada de Contraloría; José María Sánchez Contreras, coordinador del área Jurídica, y José Luis Meléndez, de Imagen. El despido ocurrió a escasos días de que el Grupo San Nicolás, que controla el PAN en Nuevo León, rompiera relaciones con Arellanes e hiciera público su apoyo a Felipe de Jesús Cantú. Guardias municipales fueron colocados esta mañana en algunas oficinas del Ayuntamiento, supuestamente para impedir que los despedidos regresen a sus puestos, debido a que a varios de ellos no se les ha notificado oficialmente su baja. Desde la noche de ayer algunos panistas circulan un post en las redes sociales en el que atacan a la alcaldesa con licencia: “Margarita Arellanes está corriendo a padres y madres panistas de San Nicolás por no pensar igual. Este domingo no votes por una tiranía”. Esta tarde los afectados acudieron al Tribunal de Justicia Administrativa en la entidad, donde presentaron una demanda contra el Ayuntamiento regiomontano por despido injustificado. Después de presentar el recurso legal, Israel Cervantes responsabilizó a Arellanes de ordenar a Paola Mata que los despidiera “por acercarse” a su contrincante en la contienda interna. “Consideramos que pensar diferente a una candidata a la gubernatura no es una justificación para que se nos dé de baja. Todos hemos realizado un esfuerzo durante dos años, algunos tenemos más tiempo. Hemos dado nuestro mejor esfuerzo para que el gobierno pueda lucir nuestros logros”, subrayó. En respuesta a los señalamientos de despido, el secretario del Ayuntamiento, Jesús Hurtado, reconoció que hubo ceses, pero descartó que fueran motivados por cuestiones políticas. Precisó que el programa de adelgazamiento de nómina fue lo que originó esos movimientos al interior de la administración.

Comentarios