Postulación de Héctor Astudillo exhibe fractura del PRI en Guerrero

miércoles, 4 de febrero de 2015
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Con insistentes llamados a la unidad y evitar las traiciones, esta tarde fue presentado el actual diputado local priista Héctor Astudillo Flores como “precandidato único” del PRI a la gubernatura de la entidad. Después del cónclave realizado esta mañana en la sede nacional del partido, esta tarde fue presentado Astudillo Flores en un acto realizado en la explanada de la sede estatal del PRI, ubicada al poniente de esta capital, donde fueron “acarreados” activistas de diversos sectores y evento al que acudieron alcaldes, diputados locales y priistas de diversos grupos políticos. En su mensaje, el legislador local con licencia recordó que en 2005 perdió la elección frente al candidato postulado por la izquierda, Zeferino Torreblanca Galindo, y admitió: “Lo que sucedió hace 10 años nos debe dar la mejor experiencia para evitar los mismos errores”, dijo en referencia a los señalamientos de traición que hizo en ese momento en contra de los exgobernadores priistas Rubén Figueroa Alcocer y René Juárez Cisneros, quienes presuntamente pactaron con Zeferino Torreblanca una alternancia administrativa. Los priistas encabezados por su dirigente nacional, César Camacho Quiroz, insistieron en la necesidad urgente de estar unidos para ahora sí ganar la gubernatura, comicios que en su momento perdió el mismo Astudillo y quien ahora prácticamente se perfila para ser el candidato oficial del PRI. Este hecho, reflejó una fractura entre el grupo político del exgobernador Rubén Figueroa Alcocer con las facciones priistas que impulsan a Astudillo Flores. Mientras el “precandidato único” agradeció el apoyo de los aspirantes a la candidatura, entre ellos el diputado federal Manuel Añorve Baños y el alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, ambos señalados por sus presuntos nexos con el narco. Omitió hacer referencia alguna de Figueroa Alcocer, quien estuvo ausente del mitin y era el principal impulsor de Cuauhtémoc Salgado Romero. Astudillo Flores tampoco saludó a Rubén Figueroa Smutny, hijo de Figueroa Alcocer y su compañero de fracción en el Congreso local, así como al principal operador del grupo figueroísta, Héctor Vicario Castrejón, ambos presentes en el acto partidista. En contraste, el dos veces alcalde de Chilpancingo calificó como su “impulsor” al exgobernador y actual senador del PRI, René Juárez Cisneros. Y se limitó a demandar el apoyo y “la fuerza” de Cuauhtémoc Salgado como dirigente del PRI en Guerrero, quien en su participación hizo referencia a la decisión de elegir a Héctor Astudillo como “precandidato único”. “En el PRI hay decisiones políticas que deben acatarse; vamos a recuperar la gubernatura, pero necesitamos mucho el apoyo de la dirigencia nacional”, indicó el representante del grupo Figueroa. Astudillo también hizo referencia a la crisis política y social que se vive en la entidad tras la masacre y desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa. Al respecto, dijo que es necesario restablecer la paz y armonía en la entidad y que para ello es necesario hacer justicia y aplicar la ley contra los que hicieron “la más que salvajada” contra los normalistas el 26 y 27 de septiembre de 2014. Por su parte, el líder nacional del PRI César Camacho consideró que recuperar la gubernatura representa un reto con dificultades “mayúsculas” por el ambiente de crispación y violencia que se vive en la entidad. De esta forma fue presentado en esta capital el “precandidato único” a la gubernatura del PRI, en un contexto complicado para la clase política frente a la advertencia de los integrantes del movimiento social que exige justicia por el caso Ayotzinapa, quienes anunciaron un “boicot electoral”.