Piden a la Unesco detener destrucción de Cholula

lunes, 16 de marzo de 2015
PUEBLA, Pue. (apro).- Integrantes del Movimiento por una Cholula Viva y Digna pedirán la intervención de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), con el fin de frenar la destrucción de la zona arqueológica de Cholula por las obras que realizan en ese sitio los gobiernos federal, estatal y municipal. En un escrito dirigido a la directora general de la Unesco, Irina Bokova, los habitantes de San Pedro y San Andrés Cholula denuncian las irregularidades en las que han incurrido los gobiernos bajo el amparo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en su proyecto de construir un parque en las inmediaciones de la Gran Pirámide. “Los gobiernos estatal y municipal de San Andrés Cholula se empeñan en imponer obra pública innecesaria, mal proyectada y en perjuicio de los habitantes, y con el matiz del constante daño a los vestigios arqueológicos”, denuncian al hacer referencia a las obras en la calle que conecta a San Andrés y San Pedro. “Esta era una avenida con personalidad, distinta a todas las demás, con un sello característico que armonizaba con el entorno. Ahora es una calle común y corriente, como las hay tantas, cayendo dentro del absorbente fenómeno de globalización, en detrimento de nuestra identidad”, exponen. Los pobladores también mencionan que las obras contaron con la autorización de la Sección de Monumentos del INAH, que no está facultada para otorgar permisos en cuanto a trabajos soterrados, que de todas maneras se llevaron a cabo y que afectaron vestigios arqueológicos. Indican que el encargado de la Sección de Monumentos en el INAH-Puebla, Jorge Salgado Tlahuis, carece de preparación y cédula profesional, pese a lo cual es el encargado de autorizar y supervisar obras. En el escrito destacan la destrucción de vestigios arqueológicos que provocaron las obras que llevó a cabo el gobierno de Rafael Moreno Valle para construir un paso a desnivel en una zona cercana a la pirámide. Asimismo, se detallan los trabajos de emparejamiento que iniciaron las autoridades poblanas en la zona conocida como la “meseta”, que es una plataforma prehispánica donde se utilizó un trascabo para hacer perforaciones. Esa obra fue detenida por intervención del Consejo Nacional de Arqueología. Los firmantes señalan que a pesar de eso, las obras continuaron en terrenos aledaños con los mismos procedimientos de aplanadoras y trascabos, que generarán daños a los vestigios arqueológicos que existen en el subsuelo de esa zona. Igual se indica que hay cuatro líderes religiosos de Cholula que se encuentran en prisión por oponerse a estas obras que, además de la destrucción de los vestigios, afectarían los rituales religiosos que por cientos de años han conservado los habitantes de la región. Ante todo eso, los ciudadanos piden la intervención de la UNESCO para detener las obras, y para que se determine la destitución de la directora general del Instituto, Teresa Franco; del delegado del INAH, Francisco Ortiz Pedraza; del coordinador de la Sección de Monumentos, Salgado Tlahuis, y del coordinador de la Sección de Arqueología, Eduardo Merlo. Los habitantes de los Cholulas piden a la UNESCO que promueva proyectos de excavaciones arqueológicas, de conservación y restauración, lo cual sí repercutiría en un mayor atractivo turístico para la zona. La carta fue puesta en circulación para la firma de los habitantes de los Cholulas, además de ser respaldada por las agrupaciones civiles que han formado los opositores al proyecto y académicos.