Suman cinco muertos tras explosión de pipa en Tabasco

sábado, 28 de marzo de 2015
VILLAHERMOSA, Tab. (proceso.com.mx).- La Fiscalía General del Estado (FGE) informó esta tarde que ya suman cinco los muertos por la explosión de la pipa cargada con 60 mil litros de gasolina, ocurrido el pasado jueves sobre la carretera Villahermosa, Coatzacoalcos, a la altura de la comunidad Palo Mulato del municipio de Huimanguillo, Tabasco. Reportó que, además de Laura Cristel Vargas Barahona y Rociel Sánchez Correa quienes fallecieron durante la explosión, este sábado murieron Alejandro Sánchez Vargas, Juana López Lázaro y Javier Vargas Martínez, sin embargo, no mencionó al menor Rolando Sánchez Correa que, por la mañana, la Secretaría de Salud había citado como fallecido en la madrugada de hoy junto con el también menor, Javier Vargas Martínez. Entrada la noche, la Secretaría de Salud informó en su cuenta de Twitter que tres menores más fueron trasladados al Hospital Shriners de Galveston, Texas, por instrucciones del gobernador Arturo Núñez de brindar todo el apoyo a las víctimas del fatal accidente. La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) difundió una  lista de 36 heridos por la explosión, menos los dos menores fallecidos hoy, quedan 34 hospitalizados, en su mayoría de gravedad por las quemaduras en hasta 80 y 90 por ciento de sus cuerpos. Jorge Alberto Méndez Landero, director de la Coordinación de Protección Civil del Estado, rechazó que hubiera negligencia de la dependencia durante la volcadura y posterior explosión de la pipa. Relató que recibieron el primer reporte del accidente alrededor de las 18:00 horas y 30 minutos después llegaron 10 elementos de Protección Civil con 10 mil litros de espuma contra incendios. Sin embargo, ya habían en el lugar alrededor de 30 personas recogiendo el combustible derramado, lo que dificultó el operativo de acordonamiento pues la gente no quería retirarse pese a las advertencias del peligro que corrían si hubiese una explosión. “Fue una situación tensa que se vivió ahí”, manifestó y añadió que, incluso, los pobladores amenazaron con machetes a los elementos de Protección Civil. Dijo que alrededor de hora y media después todo estaba bajo control, pero la gente seguía llegando a buscar combustible y fue cuando ocurrió la explosión, sin que se conozca hasta ahora con exactitud qué la provocó. No obstante, otras versiones apuntan a que la explosión fue provocada intencionalmente. Lenny Olivia Hernández y Elena González, familiares de dos heridos, coincidieron en que un hombre  armado y “vestido de azul” fue quien arrojó un cerrillo sobre el combustible y provocó la explosión. “Un hombre vestido de azul y con un arma, se acercó y aventó fuego para espantarlos (a la gente), pero la gasolina se prendió y la pipa explotó", aseguró Elena González.