Por daños ambientales, Profepa multa con 1.5 mdp a hotel de Playa del Carmen

martes, 31 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) impuso una multa de 1.5 millones de pesos al hotel The Reef Coco Beach, del empresario yucateco Jorge Montalvo Férreas, El Chiquis, por incurrir en actividades y obras adicionales a las autorizadas en materia de impacto ambiental. En un comunicado, la dependencia precisó que entre las irregularidades detectadas durante una visita de inspección a dicho hotel ubicado en Playa del Carmen, Quintana Roo, destaca la instalación de escolleras, que constaba de 16 tubos de geotextil y maquinaria de bombeo. “Las infracciones cometidas se consideran de gravedad, ya que las obras y actividades adicionales a las autorizadas en materia de impacto ambiental pueden ocasionar una afectación al ecosistema y generar impactos negativos al entorno ecológico que ponen en riesgo el equilibrio del sistema ambiental del área en que se encuentra”, precisó. La multa que impuso la Profepa a The Reef Coco Beach se da después de que ambientalistas de Playa del Carmen clausuraron de manera simbólica la sede de la delegación de esa dependencia, por su actitud omisa ante los daños ambientales causados por el hotel al construir tres espigones. Frente las instalaciones, el pasado viernes 27 los manifestantes colocaron un enorme cartel con la leyenda: “Clausurado por incompetente”. En otros mensajes más pequeños escribieron las siguientes leyendas: “Ecocidio del Coco Beach y Profepa no hace nada”. En su comunicado de este martes, la Profepa detalló que los tubos y la maquinaria de bombeo utilizados por el hotel eran para succionar y captar arena del lecho marino y depositarla en la zona de playa del hotel, afectando la morfología natural y ganando terrenos al mar. En materia de Zona Federal Marítimo Terrestre (ZOFEMAT), subrayó que no cuenta con el título de concesión de la playa –expedido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat)– para realizar obras consistentes en la instalación de un muro de contención, camastros y sombrillas. Por lo anterior, el hotel deberá pagar una multa de un millón 500 mil 140 pesos y retirar de inmediato las escolleras, los 16 geotubos, la maquinaria de bombeo y las secciones ciegas de tres andadores de madera. Además, la Profepa iniciará un procedimiento administrativo porque no cuenta con el título de concesión de la playa. En caso de no cumplir con las medidas correctivas impuestas, la dependencia presentará denuncia penal ante el Ministerio Público Federal. Y en caso de proceder esa acción, los responsables podrían hacerse acreedores a una pena de uno a cuatro años de prisión y de 300 a 3 mil días de salario mínimo, sumados a la multa ya impuesta. El pasado viernes 27, los ambientalistas inconformes acusaron a la nueva delegada de la Profepa, Carolina García Cañón, de negarse a recibirlos para conocer de primera mano la situación que enfrentan  los litorales de Playa del Carmen por los tres espigones construidos en el hotel The Reef Coco Beach. “Corrupción, corrupción”, gritaron una y otra vez los manifestantes en aquella ocasión. De acuerdo con Aniceto Caamal Cocom, integrante de la asociación ambientalista MOCE Yax Kuxtal, las escolleras han provocado la erosión de más de 30 metros del ancho de playa de predios contiguos  y con ellos “se ha llevado palmeras y manglar”.

Comentarios