A dos días de su secuestro, autoridades de Guerrero desconocen paradero de mineros

sábado, 7 de marzo de 2015
CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- Directivos de la empresa canadiense Gold Corp. se reunieron este día con autoridades estatales en el puerto de Acapulco, tras el secuestro de cuatro trabajadores de la mina Los Filos, ubicada en el poblado de Carrizalillo, municipio de Eduardo Neri. Por su parte, la Fiscalía General del estado (FGE) integró la averiguación previa BRA/SC/709/2015 por “la posible” privación ilegal de la libertad de los empleados de la minera canadiense. De acuerdo con las investigaciones preliminares se ha determinado que las víctimas, identificadas como Juan Carlos Merino González, Mauricio Gatica Peña, Juan Carlos Peña y una cuarta persona de la cual se desconoce su nombre, son originarios del poblado de Carrizalillo y a dos días de que fueron interceptados por un comando se desconoce su paradero. Reportes oficiales consultados por Proceso.com, indican que este lugar considerado como un corredor de droga que conecta la zona del río Balsas con la Sierra de la entidad, es controlado por un sujeto identificado como El Peña, jefe de una célula delincuencial al servicio del grupo delictivo Guerreros Unidos. Durante un recorrido que ayer se realizó a la mina de Los Filos y El Bermejal, explotada por la empresa Gold Corp. en las inmediaciones del poblado de Carrizalillo, se pudo constatar que el Ejército y la Policía Federal reforzaron la seguridad en las instalaciones de la trasnacional. Trabajadores de la minera y habitantes de la zona informaron que soldados y federales habían realizado un operativo en Carrizalillo, pero las autoridades se mantienen herméticas sobre la situación que prevalece en el poblado. Sobre el encuentro privado entre directivos del corporativo canadiense y autoridades estatales, se pudo conocer que fue encabezado por el fiscal en la entidad, Miguel Ángel Godínez, en un restaurante de la Zona Diamante del puerto de Acapulco. No obstante, trascendió que los empresarios se quejaron ante autoridades estatales porque son “presionados y extorsionados” por los grupos crimínales que disputan la zona de Mezcala y Carrizalillo, informaron fuentes oficiales. Hasta el momento, las autoridades estatales no han emitido un comunicado sobre esta reunión y sólo se han limitado a informar sobre la integración de la averiguación previa para investigar el paradero de los trabajadores de la empresa canadiense. Incluso, la FGE puso a disposición de la población el número telefónico 01-800-83-27-692 para recibir información que permita ubicar a los mineros. A pesar de que los ataques de la delincuencia contra empresas mineras en Guerrero se han convertido en una constante, los directivos de los corporativos extranjeros y autoridades de los tres niveles han tratado de ocultar los hechos. No obstante, en reuniones privadas empresarios del sector minero han denunciado ante funcionarios estatales y federales, la dramática situación que afecta directamente a los trabajadores de las mineras extranjeras que operan en distintas regiones de la entidad.

Comentarios