Por tercera ocasión, juez ratifica formal prisión contra activistas acusados de sabotaje

viernes, 1 de mayo de 2015
CANCÚN, Q. roo, (apro).- En solo 24 horas el juez penal de Felipe Carrillo Puerto, Javier Ruiz Ortega, ratificó por tercera ocasión el auto de formal prisión por el delito de sabotaje contra los líderes del Consejo de Colonias Populares (Cocopo) de esa localidad, Alfredo Esquivel y Cab y Teresita Brito Piña, pese a que un juez federal le ordenó corregir su dictamen. La defensa de los acusados ha ganado amparos para cada uno de ellos, pero Ruiz Ortega insiste en mantenerlos en la cárcel y continuar el juicio sin contar con las pruebas que acrediten el supuesto sabotaje. El pasado 15 de abril, el encargado del Juzgado Sexto de Distrito, Reynaldo Pinón Rangel, determinó que el juez penal de Carrillo Puerto incurrió en inejecución de sentencia y le ordenó corregir su fallo de formal prisión contra Esquivel y Cab y Brito Piña –esta última también secretaria de Finanzas del comité municipal del partido Movimiento Regeneración Nacional ( Morena)–, quienes encabezaron diversas protestas por el aumento de tarifas por parte de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) en la zona maya. De igual manera le exigió cumplir con la ejecutoria de amparo en los términos en los que se definió la sentencia en el juicio de garantías y le dio un plazo de 24 horas para hacerlo, pero no acató la orden. El Juzgado Sexto de Distrito inició un procedimiento contra Javier Ruiz Ortega ante el Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito en turno, en el que se establece que podría ser separado de su cargo e incluso consignado ante un juez federal por el delito de incumplimiento de sentencia. En su resolutivo, el juez federal ordenó a Ruiz Ortega que dictara un nuevo fallo a partir de “analizar exhaustivamente los medios de convicción con que se cuenta, a fin de establecer si es jurídicamente viable otorgarles el valor probatorio que establece la legislación adjetiva penal”. Asimismo, “extraer de las pruebas que cumplieron con las exigencias legales de valoración, los datos, indicios, inferencias, motivos o circunstancias que le permitan tener por acreditado cada uno de los elementos del delito”, y “precisar las pruebas con que se acredite cada uno de esos elementos del ilícito, con la exposición de los motivos, razones y circunstancias del porqué son eficaces para ello”. No obstante, el juez penal de Carrillo Puerto determinó dictar a los acusados un tercer auto de formal prisión en los mismos términos de los dos anteriores y con las mismas supuestas pruebas. “Volvió a hacer lo mismo, otra vez”, dijo a Apro Silvestre Moreno Hernández, abogado de los activistas, e indicó que Ruiz Ortega no presentó ninguna prueba adicional a las de las dos anteriores resoluciones del auto de formal prisión. El abogado adelantó que solicitará otro amparo por este nuevo auto de formal prisión, y entonces el juez –dijo– no debe de otorgar un amparo para efectos, sino un amparo liso y llano en el que ordene la libertad inmediata de Esquivel y Cab y Brito Piña. Luego de lamentar que Ruiz Ortega insiste en jugar pin-pon con el juez federal Piñón Rangel, señaló que con su conducta lo único que hace es poner en duda la independencia del Poder Judicial y establece que el encarcelamiento de los activistas es por motivos políticos.