Repatrian a Estados Unidos a la verdadera Alondra

lunes, 11 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).-  Después del escándalo internacional que provocó el caso de Alondra Luna, la menor que fue sustraída de una telesecundaria en Guanajuato para ser llevada y entregada por “error” a una mujer que la reclamaba como su hija en Estados Unidos, la verdadera Alondra Díaz fue entregada esta tarde a las autoridades judiciales de Michoacán. La menor llegó al juzgado de Los Reyes en compañía de dos adultos, presuntamente sus abuelos paternos, y se informó que en las próximas horas será repatriada a Estados Unidos, donde su madre, Dorotea García, la busca desde hace ocho años. La Fundación Nacional de Niños Robados y Desaparecidos (FIND) confirmó a través de su cuenta de Twitter que Alondra Díaz ya está bajo el resguardo de las autoridades. “Misión Cumplida Alondra ya está bajo resguardo de las autoridades fue entregada en Los Reyes Michoacano”, escribió la organización. Según las investigaciones, en 2007, Reynaldo Díaz, padre de la menor, la sustrajo en Houston y se la llevó a México. Al enterarse de que la Interpol buscaba a su hija, huyó con ella de Tlajomulco, municipio de la zona metropolitana de Guadalajara, Jalisco. “Mamá, le traje a la niña, es un regalo para usted y un regalo para su mamá”, le habría dicho Reynaldo a su madre antes de entregarle a Alondra, y desaparecer. Ahora el hombre enfrenta el delito de interferencia de la custodia de la menor en Houston. La búsqueda que emprendió la mamá de Alondra Díaz causó una confusión porque una menor de igual nombre que su hija pero de apellido Luna fue sustraída por las autoridades y llevada a Estados Unidos, donde Dorotea la reclamaba, sin hacerle pruebas de ADN. Una vez aplicados los exámenes  de ADN, se confirmó que Alondra Luna no era la hija que buscaba Dorotea. El caso, en el que se cometieron una serie de desatinos jurídicos, implicó a funcionarios de varias instancias del Estado mexicano. El ridículo cubrió a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), la Interpol, la Procuraduría General de la República (PGR), así como el Poder Judicial y el DIF de Michoacán, eslabones de la cadena de errores que comenzó cuando Dorotea García localizó a Alondra Luna Núñez por Facebook. Para la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) el caso fue paradigmático, no por la eficiente actuación de las autoridades mexicanas, sino “por las graves violaciones a los derechos humanos de la niña y su familia” cometida supuestamente para “cumplir la ley”, y en los hechos para acatar instrucciones de Estados Unidos. Alondra Luna fue secuestrada de su escuela por agentes de la PGR adscritos a la Interpol y llevada a Michoacán, donde una juez ordenó entregarla a Dorotea García en Estados Unidos quien la reclamaba como su hija.