Juez ampara a abogados del semanario "Luces del Siglo"

viernes, 15 de mayo de 2015
CANCUN, Q. Roo, (apro).- La juez Ana María Nava Ortega decretó la suspensión de plano a los abogados Karin de la Rosa y Francisco Villarreal por presuntos actos de “acoso, tormento y hostigamiento” del gobernador Roberto Borge y el alcalde priista Paul Carrillo, luego que su despacho fue clausurado indebidamente “por carecer de licencia de funcionamiento”. De la Rosa y Villarreal forman parte de la defensa de la diputada federal panista Alicia Ricalde, así como de la directora del semanario “Luces del Siglo”, Norma Madero, medio que ha enfrentado ataques a la libertad de expresión, como la clonación de sus ediciones impresa y electrónica. Los litigantes solicitaron el amparo de la justicia federal luego de que inspectores de la Dirección de Fiscalización del ayuntamiento de Benito Juárez (Cancún) clausuraron su despacho JFK Consultores, por “carecer de licencia de funcionamiento”, pese a De la Rosa y Villarreal exhibieron este documento a los empleados municipales que durante la diligencia. Ante esa arbitrariedad, los abogados solicitaron un amparo por actos de tormento, incluido el hostigamiento, ante el Juzgado Tercero de Distrito, cuya titular es Nava Ortega. De la Rosa y Villarreal forman parte de un proceso para la obtención de medidas cautelares por parte de la CIDH, debido a que con anterioridad ya habían sido asediados por autoridades locales. El 19 de febrero, Karin de la Rosa fue detenido acusado de robo, luego de transportar aviones y una embarcación que estaban en un terreno que disputa una sociedad de pilotos a un empresario de medios vinculado al mandatario priista Roberto Borge. “De manera continua y sistemática diversas autoridades locales han efectuado actos intimidatorios y amenazas a la integridad física”, precisaron los abogados en la solicitud de amparo que les fue concedido por Nava Ortega. Villarreal indicó a Apro que antes de conocer el contenido de la determinación de la jueza inspectores del ayuntamiento acudieron al despacho legal a retirar los sellos. En esa nueva diligencia la Dirección Municipal de Fiscalización reconoció que sus inspectores incurrieron en irregularidades, pues aceptaron que las oficinas del despacho sí cuentan con licencia de funcionamiento. Villarreal indicó que los abogados del ayuntamiento habrían caído en cuanta que no caminaría el procedimiento legal para la clausura y decidieron el inmediato retiro de los sellos.

Comentarios